Publicidad

En forma

¿Para qué sirven las carreras de 5k?

Estas pruebas no solo funcionan para atletas primerizos. Los experimentados pueden intentar nuevas estrategias para alcanzar buenos resultados en otras distancias.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En los últimos tiempos, las competencias de atletismo de corta distancia se pusieron de moda, tanto para los principiantes como para los experimentados.

El secreto radica en que estas carreras, que por lo general son de cinco kilómetros, ofrecen ganancias para todos los deportistas, siempre y cuando sean planificadas de forma correcta.

En el caso de los atletas que dan los primeros pasos en este deporte, es una manera de “romper el hielo” y animarse a competir.

“Estas pruebas son ideales para los primerizos, para que sientan la adrenalina de correr con tanta gente, de experimentar la presión que conlleva llevar un ritmo más fuerte de lo normal y lo más importante, que comprueben el desgaste de una carrera”, detalló el entrenador de atletismo Alberto Brenes.

El especialista recordó la importancia de estar bien preparado físicamente antes de hacer una competencia, por corta que sea.

Por otro lado, no es del todo cierto que estas pruebas son muy fáciles de correr por deportistas con experiencia.

Todo dependerá de cómo la enfrente, pues puede ser más importante de lo que cree en pro de mejorar su rendimiento.

“Al ser pocos kilómetros, se pueden probar diferentes estrategias, como llevar un ritmo más rápido de lo normal, para ver cómo le reacciona el cuerpo y la capacidad aeróbica”, expresó el entrenador Brenes.

Es decir, si usted está acostumbrado a hacer pruebas de 10 kilómetros a un crono de seis minutos por cada 1.000 metros, propóngase correr cinco kilómetros pero a un ritmo de cinco minutos con 30 segundos cada kilómetro.

Esto le ayudará mucho al participar en otra prueba de 10 k.

La idea es que la distancia sea una excusa para probar nuevas estrategias de carrera.

¿Qué más se puede ganar al participar en carreras cortas? Se puede probar diferentes tácticas a la hora de competir, como por ejemplo las salidas rápidas para sacar ventaja o al revés, salir a un paso lento y desarrollar la velocidad en los últimos kilómetros. Es decir, sirve para probar estrategias.

¿Cambia mucho la recuperación muscular entre una carrera de 10 y una de cinco kilómetros? En realidad no. Lo que pasa es que a pesar de que la distancia es menor, la intensidad con la que se corre puede ser más alta de lo normal, lo que repercute en el desgaste muscular. Asimismo, la recuperación deberá ser detallada, en la que el reposo y una correcta alimentación deben ir de la mano.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad