Publicidad

En forma

Correr en la montaña deja diferentes beneficios

Correr con menor impacto en las rodillas y respirar aire puro atraen la práctica del atletismo fuera de la ciudad.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Realizar entrenamientos de atletismo en la montaña no solo es un principio de variabilidad, sino que reducirá las molestias que puede dejar el asfalto.

Los beneficios físicos y mentales se derivan del cambio de escenario, principalmente por los problemas de ruido, contaminación y riesgo de accidentes que están presentes en las calles de las distintas ciudades.

“La montaña nos brinda un estímulo diferente, además el impacto es menor pues no hay un rebote tan brusco como sucede en el asfalto”, aseguró el entrenador de atletismo, Federico Mora.

Por otra parte, es una oportunidad para cambiar el paisaje y disfrutar de la naturaleza. Los expertos siempre han recomendado cambiar constantemente nuestras rutas de corrida, no solo por un asunto de diversidad sino hasta de seguridad.

Asimismo, hasta tendremos una mejor recepción de aire. Pues, si vamos a correr a zonas alejadas, disfrutaremos de ese “olor” a bosque y nos alejaremos de la contaminación ambiental que hay en las ciudades.

Evite los riesgos

Correr en la montaña también tiene sus riesgos. Un tronco o un terreno resbaladizo pueden generarnos problemas.

Ante esto, el experto Mora tiene su recomendación.

“Lo mejor es adquirir unas tenis especiales para campo traviesa; nos darán agarre y protección al pie”, finalizó.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad