Publicidad

En forma

Correr y nadar van de la mano

La combinación de estas disciplinas mejora la capacidad en el uso del oxígeno y por ende el rendimiento.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Un entrenamiento basado en correr y en nadar una vez por semana mejorar más rápidamente la capacidad aeróbica del deportista.

Esto quiere decir que si es corredor y empieza a nadar logrará utilizar el oxígeno como único combustible y así podrá cumplir los entrenamientos de forma más segura y con una recuperación más pronta.

Lo anterior se logrará a través de sesiones suaves de natación, según explicó el entrenador del equipo de atletismo “Atletas Desamparadeños”, José Mora.

“No todas las personas pueden por diferentes aspectos, pero siempre se ha considerado a la natación como un deporte ideal para complementar cualquier ejercicio, los beneficios son tan grandes que le ayudarán a todos los objetivos”, acotó el experto.

De hecho, la natación le servirá como un estímulo perfecto para acelerar el proceso de recuperación luego de arduos trabajos en el asfalto.

Una sesión muy suave dentro de la piscina luego de un fondo o de una carrera, nos servirá para la relajación muscular y volver a la calma corporal.

“En la piscina se pueden hacer muchos ejercicios; bicicleta, caminata de puntillas, intentar correr contra la resistencia del agua solo por citar algunos, y estos nos ayudarán a brindar un estímulo diferente a los músculos”, dijo Mora, quien sostuvo que lo mejor es siempre elaborar este plan de entreno con un profesional para evitar la fatiga y las lesiones or el desgaste muscular.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad