Publicidad

En Forma

¿Cuál es la mejor superficie para correr?

Todas las opciones tienen ventajas y desventajas. Lo ideal es que le introduzca diversidad al plan de entrenamiento.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Asfalto, pista, arena, campo traviesa y la banda sin fin. Esas son las cinco superficies más utilizadas por los corredores.

Sin embargo, muchos atletas se pueden preguntar, ¿cuál de esas opciones es la mejor para la práctica del atletismo?

Lo primero que debe saber es que todas tienen factores positivos y negativos, por lo tanto, con ayuda del entrenador de atletismo, Federico Mora, hicimos un análisis de cada una.

“En el atletismo hay que introducir diversidad para notar avances, es decir, no podemos solo correr en asfalto o solo en pista. Un correcto plan de entrenamiento nos hará cambiar constantemente la superficie”, aseguró Mora.

Además, hay que tener presente otros factores como la posibilidad de correr en un determinado terreno. Por ejemplo, para una persona que no cuenta con una banda sin fin en la casa ni está inscrito en un gimnasio, es probable que se le haga muy difícil encontrar esta máquina para entrenar.

Otra posibilidad son los terrenos arenosos, pero la mayoría se encuentran en la playa.

Sin embargo, la idea es que no se rinda fácilmente.

Una buen recomendación es aprovechar los fines de semana o los días libres para ir a otros lugares diferentes a los que habitualmente utiliza para ejercitarse.

Esto le ayudará a no cansarse por correr siempre en el mismo terreno y de paso mejorará su condición física.

Asfalto

Es el terreno más fácil de conseguir, porque la mayoría de calles del país están asfaltadas. Entrenar ahí le ayudará a acostumbrarse a ese material, que es el que predomina en la mayoría de las carreras.

Genera un impacto muy fuerte en los tobillos y rodillas, por lo que con facilidad podrían aparecer lesiones.

Otro punto en contra es que al entrenar se debe tener mucho cuidado debido al paso de vehículos.

Banda sin fin

Ayuda a llevar un ritmo de carrera más fácilmente, pues la velocidad se programa en la máquina. Se reduce el impacto, se evitan superficies con huecos así como el riesgo por los autos y se utiliza sin importar el clima.

Son difíciles de conseguir. Las únicas opciones es que vaya a un gimnasio, tenga una en su casa o un amigo se la facilite. Al tener siempre el mismo paisaje, será una práctica muy aburrida y hasta tediosa.

Arena

El terreno es muy estable, si se corre cerca del mar, lo que ayuda a evitar lesiones en los tobillos.

El paisaje, el sonido del mar y la misma arena son factores que harán la práctica más placentera.

Por lo general se encuentra en zonas alejadas y no todos los atletas pueden trasladarse ahí.

El fuerte clima implicará una preparación física más disciplinada para no tener problemas con la salud.

Pista

Ideal para trabajar velocidades. Es la mejor topografía para bajar tiempos en las competencias.

Si la pista está marcada, podrá llevar un conteo exacto de los metros que lleva recorridos.

Hay cansancio mental al estar corriendo en un mismo circuito.

Además, por lo general se llenan fácilmente, por lo que lo ideal es evitar las horas en que más llegan los deportistas.

Césped

Este tipo de terreno ayuda a disminuir el impacto en las zonas articulares y así se lesionará menos.

Las suelas de las tenis se gastarán en menor escala, por lo que cada par de zapatos le durará más tiempo.

Si el césped está muy alto, no se logrará llevar un ritmo constante, además de poder accidentarnos con objetos que no distingamos. Además, si llueve el terreno se pondrá muy resbaladizo y se podría caer.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad