Publicidad

En Forma

Para correr mejor ¡no corra!

A veces lo más inteligente para elevar el rendimiento como corredor es practicar regularmente otras disciplinas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Bueno, eso no tiene mucho sentido. ¿O sí?

Vamos por partes. Es cierto que hay un principio básico de entrenamiento que se llama especificidad: si quiere correr bien, entrene corriendo. Más específico aún: si quiere correr 10 kilómetros bien, entrene para 10 kilómetros; si quiere correr una maratón bien, haga entrenamientos específicos de maratón.

Estamos de acuerdo. Pero no todo debe ser correr para un corredor. De hecho, su rendimiento puede mejorar significativamente si incluye en su programa un deporte alternativo.

En inglés le llaman “crosstraining” y en español se puede traducir como entrenamiento complementario. La idea es mejorar el rendimiento en el deporte principal a través de las fortalezas de las otras disciplinas.

Hacer bicicleta y nadar son quizás los dos mejores complementos para los corredores. ¿En qué le benefician? Pueden salvarlo de una lesión, ayudarle a recuperarse de una sin perder su condición física o, más importante aún, puede hacerle correr como nunca.

La bicicleta y la natación trabajan el sistema cardiovascular sin tener impacto sobre las articulaciones. Este descansito bien puede darle a su rodilla el tiempo de descanso que necesita para no ceder ante una lesión.

Las disciplinas complementarias deberían trabajar algún aspecto relevante para el deporte principal. Por ejemplo la parte cardiovascular en la natación, la resistencia anaeróbica en el caso de hacer intervalos fuertes de bicicleta, o bien fortalecer los músculos abdominales con una buena clase de pilates.

Al final, los aportes de cada disciplina se reflejarán corriendo.

1. Natación

2. Ciclismo

3. Remo

4. Elíptica

5. Pilates

6. Patinaje

7. Correr en el agua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad