Publicidad

En forma

Entrenamientos nocturnos

Ejercitarse en la noche es una forma de botar el estrés del día. Además puede hacer la rutina con más tiempo, pues no tiene que terminar rápido.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Cuando el reloj marca las siete de la noche, Fernando Araya se pone las tenis para entrenar después de un día laboral. Igual que él, muchos deportistas entrenan en la noche, pero ¿cuáles son los beneficios de hacerlo a estas horas?

El principal será que cumplirá con su plan de entrenamiento más allá de darse por vencido por factores como el cansancio después de trabajar o estudiar.

“Yo lo hago porque en la mañana no me gusta, siento que entreno sin fuerzas, en la noche hasta me preparo bien porque acumulo las comidas del día, entonces llego bien preparado a la rutina”, expresó Araya.

Asimismo, entrenar en la noche es una forma de olvidarnos del reloj, porque ya no tendremos que apurarnos para llegar temprano al trabajo o a la reunión. Nada nos interrumpirá la acción de durar el tiempo correcto en el plan de ejercicios.

Lo que sé es fácil de notar es la gran participación de personas en los gimnasios o en los complejos deportivos después de las seis de la tarde, a muchos les gusta ejercitarse a estas horas.

“Eso varía, hay gente que solo le agrada en la noche, dicen que vienen a botar todo el estrés de la oficina, es como una forma de desahogarse o de distraerse de lo que se enfrentaron en el día”, expresó el instructor físico Joel Sanabria.

Una de las ventajas de entrenar en la noche es que al desgaste generado durante el día laboral o de estudio, le puede sumar el consumo de energía del ejercicio, por lo que podrá dormirse más placenteramente y tener más relajación.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad