Publicidad

Atletismo

Los niños también pueden correr

El único requisito es que sea bajo el entrenamiento de un profesional que les dosifique las sesiones.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En un mundo dominado por el sedentarismo de los juegos de video, la posibilidad de que su hijo se contagie de la fiebre del atletismoes una buena opción para sacarlo de la casa.

Precisamente, el atletismo es un ejercicio aeróbico ideal para los más pequeños, siempre y cuando se les introduzca poco a poco y con responsabilidad.

“El deporte es vital para los niños y si lo que les gusta es correr pues magnífico, es una disciplina donde gana en temas de salud, mentales y ante todo, entretenerse con algo positivo”, aseguró el entrenador de atletismo del equipo “Jóvenes con Futuro”, Alberto Brenes.

Que el niño muestre interés por el atletismo es el primer requisito para que inicie su práctica. El hecho de que usted sea un fiebre del asfalto no quiere decir que a su hijo o familiar le guste este deporte. Por eso, no lo obligue, lo mejor es que él sea el de la idea.

Según Brenes, si el menor quiere entrenar y no pertenece a ningún equipo de juegos juveniles o si no práctica desde ya con planes profesionales, entonces lo importante es que se divierta, que viva desde adentro lo que se siente participar en una carrera, pero sabiendo que para ellos el reloj no debe existir.

“Si un verdadero profesional les dosifica las frecuencias, el volumen y la intensidad de los entrenamientos, no habrá ningún problema. Si no se hace responsablemente puede traer problemas en el desarrollo de órganos vitales como los huesos y músculos”, expresó Juan Carlos Vega, entrenador de la atleta Gabriela Traña.

Avance gradualmente

Si van a iniciar a correr juntos, ayúdele a los más pequeños. Al niño lo motivará más su asistencia que un par de tenis.

Otra buena idea es llevarlos a que vean las carreras de los domingos. Esto les irá enseñando de que este deporte no es fácil y al mismo tiempo se irán empapando del ambiente que rodea a “los locos del asfalto”.

“Lo que sí recomiendo es que si los van a inscribir en una carrera que sea de corta distancia, pueden ser unos cinco kilómetros, o sino que corran unos tres, lo que ellos querrán es matar fiebre y sentir que corrieron”, explicó el entrenador Brenes.

El no traer repercusiones negativas ha logrado que la presencia de niños en las carreras pedestres de distancias cortas aumente.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad