Publicidad

En Forma

Es preferible entrenar juntos la espalda y el bícep

Al ser músculos complementarios son ideales para ejercitarlos el mismo día. Acá un ejemplo de cómo hacerlo bien.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Cada vez que usted realiza un trabajo de espalda utilizando pesas en el gimnasio, estará ejercitando de forma indirecta los bíceps.

Por eso, muchos profesionales sugieren combinar estas áreas en una misma sesión deportiva y así poder aplicar el refrán: “mate dos pájaros de un solo tiro”.

De hecho, el instructor físico Kenny Salas, recomendó mezclar estos músculos durante esta rutina número dos de hipertrofia (ganancia de masa muscular).

“Al igual que con cualquier rutina deportiva, la técnica será prioridad para notar avances. Está claro que por el objetivo que se busca, los ejercicios deberán involucrar mucho peso. No obstante, si no los hace correctamente, aparecerán las lesiones”, dijo Salas, quien recordó que estos trabajos son de superseries.

De esta manera, se pretende que el deportista realice un ejercicio de espalda y al finalizar ejecute uno para bíceps. Al terminar la serie puede descansar.

“La sesión está elaborada para ejercitar toda la parte dorsal y el área completa del bícep. Además, hay algunos ejercicios de mucha resistencia (dominadas) en donde el objetivo será hacer la mayor cantidad de repeticiones que logre el atleta”, detalló.

Así cuando ya no tenga fuerzas, debe aplicar principios de psicología deportiva como pensar en lo que quiere lograr y no tanto en lo que aún le falta.

El instructor terminó aconsejando que antes de hacer la rutina, asesorarse con un experto para que se la apruebe de acuerdo a sus condiciones físicas.

Mantenga la espalda recta y utilizando la fuerza de los dorsales, realice un jalón hasta llevar la barra cerca de su barbilla. Coloque bastante peso pero aplique buena técnica.

Flexione una pierna y apóyese en la banca. La otra pierna se mantiene estirada y ejecute el tradicional jalón de remo. Recuerde subir hasta formar un ángulo de 90 grados con el codo. Más de eso no es conveniente.

Al igual que el primero de dorsales es vital que mantenga siempre la espalda erguida y no realice “palanca” en cada repetición. No es necesario bajar la barra hasta pegar pecho, se puede lesionar.

Es de los ejercicios más completos que hay. Ideal para ejercitar la espalda y como secundarios los brazos. Al ser de resistencia, no se dé por vencido tan fácil, saque fuerzas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad