Publicidad

En Forma

Ejercicios básicos pero esenciales

Las sentadillas y las dominadas son parte importante en los entrenos. Le enseñamos cómo hacer los movimientos correctamente para alcanzar los resultados y alejar las posibilidades de lesionarse.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Foto: Alexánder Otárola.

Redacción

Las sentadillas y las dominadas son probablemente dos de los ejercicios más antiguos que existen. Sin embargo, con el auge de las rutinas funcionales, han vuelto a recobrar mucho valor.

La razón es lógica, con frecuencia hay que ejecutarlas para cumplir los planes de entrenamiento y, además, la gente se ha dado cuenta que al hacer estos movimientos correctamente, se obtienen grandes resultados.

Por ejemplo, la tradicional sentadilla es un buen ejercicio para estimular los glúteos, los cuadríceps y los femorales.

Eso sí, para lograrlo se debe tener una buena técnica, cumplir con una adecuada carga de trabajo y principalmente contar con la autorización de un médico para asegurarse que cuenta con las capacidades físicas necesarias para realizar estos ejercicios.

Con respecto a las dominadas, muchos expertos las consideran como el mejor ejercicio que existe para estimular los principales músculos de la espalda.

En cada jalón se trabajan directamente músculos como el dorsal ancho y el largo. Además, se estimulan como músculos secundarios el trapecio y los hombros.

En las edición impresa, usted podrá observar el movimiento correcto de las sentadillas y las dominadas para que pueda cumplir con estos ejercicios esenciales.

Las sentadillas por su naturaleza son un ejercicio totalmente funcional. Debe colocarse recto y con las piernas abiertas a la anchura de los hombros. Abra ligeramente las rodillas, saque los glúteos hacia atrás y flexione las rodillas hasta formar un ángulo de 90 grados. Si gusta (no es obligatorio) puede elevar los brazos para tener una mayor estabilidad durante las repeticiones. Mantenga en todo momento el abdomen contraído. Suba lentamente y repita todo el movimiento de nuevo.

Las dominadas son un ejercicio infaltable para los amantes de las espaldas grandes. Lo primero que debe hacer es sujetarse de la barra y mantener contraído el abdomen, los glúteos y las piernas. Suba lentamente hasta pegar el pecho con la barra, y vuelva a bajar despacio. Este movimiento debe ser controlado y con una buena técnica. Es decir, solo impúlsese con los músculos de la espalda. De lo contrario, estaría fallando.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad