Publicidad

En Forma

Masajes salvadores

Calentar sus músculos con un masaje le ayudará a evitar lesiones y al mismo tiempo mejorará su rendimiento.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Un masaje antes de entrenar o iniciar una competencia física puede traerle grandes beneficios a su rendimiento deportivo.

Según los expertos, los amasamientos precompetitvos le ayudarán a estimular los músculos minutos antes del esfuerzo físico, pues los calentarán y así disminuiremos las posibilidades de lesionarnos durante la práctica.

Todo se debe a que los músculos calientes son más flexibles, y están menos expuestos que los músculos fríos a los desgarros.

“Estos masajes nos van a servir para activar todo el sistema nervioso, además nos permitrá relajarnos y a lograr que la sangre que necesitamos para el esfuerzo que haremos llegue con mayor facilidad a nuestros músculos”, comentó la fisioterapeuta y deportista, Liana Marín.

La experta añadió que estas practicas deben consistir en maniobras rápidas, fuertes y ascendentes, ya que estos roces activarán las zonas de trabajo.

Se debe tener en cuenta que un correcto masaje se deberá ejecutar con agua y jabón; esto se debe a que estas sustancias tambien nos permitrán abrir los poros de la piel y así limpiaremos nuestro cuerpo; además será más fácil para el experto hacerle las maniobras de una forma adecuada.

Tenga cuidado

Lastimosamente, no todo es positivo. Así como un masaje le puede traer beneficios, al mismo tiempo se convierte en un arma de doble filo para los deportistas.

“Un masaje no lo puede hacer cualquier persona, para eso estamos los profesionales, hacer maniobras en partes que sufren una lesión, podrían generar una lesión aún más grave”, detalló con insistencia, Marín.

Por ejemplo, si usted tiene una contractura muscular, lo mejor es que ni siquiera le toquen la zona afectada. Para esas lesiones, existen otros tipos de masajes; eso sí, posteriores al ejercicio.

Explicación

El tipo de masaje que usted deberá recibir antes de una competencia se denomina: estimulante.

Consiste en estimular partes de nuestro organismo, lo que servirá como antesala al esfuerzo que haremos dentro de poco.

La duración será corta, y ojalá se logre terminar 15 minutos antes de iniciar la prueba.

La intensidad que tendrá el especialista es gradual, empezará suave pero irá aumentando.

Lo que si no variará es la velocidad. Por ser un masaje breve y de estímulo, se deberá hacer rápido, mientras más lo sea es mejor. Eso ayudará a que los músculos se activen en su totalidad.

Algunos especialistas deciden además de lo anterior trabajar unos cinco minutos el área de la cabeza y el cuello.

Esto nos ayudará a relarnos y concentrarnos al máximo en cumplir nuestro objetivo en el entrenamiento.

Lo recomendable es que el masaje actúe principalmente en las partes que esforzaremos. Por ejemplo, la planta del pie; si es que vamos a caminar o correr.

En otros deportes como la natación, no podemos dejar de lado partes de mucho esfuerzo físico que implica este deporte; por ejemplo, la espalda.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad