Publicidad

Lumbares con paño: Colóquese con las piernas abiertas, la espalda recta y las manos extendidas. Con la punta que está majando el paño, llévelo hacia el centro y luego hacia el lado opuesto. Para terminar vuelve a la posición inicial. Manténgase erguido en todo momento.

Publicidad