Publicidad

En Forma

¡Qué bueno es hacer CrossFit!

Mister Gym se fue esta semana a realizar una sesión de ejercicios funcionales y comprobó que el gran secreto de estas clases es que estimulan todos los músculos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Fotos: Rafael Murillo.

Escazú

En los alrededores de Escazú, hablar de completar rutinas de ejercicios funcionales es hablar del centro de CrossFit Snaga.

Últimamente he venido escuchando mucho ese nombre y por eso, esta semana los visité y participé en una clase en la tarde.

Al llegar me encontré con unas buenas instalaciones, es el típico “box” en donde hay kettlebell, mancuernas, discos, anillos , máquinas de remo y por supuesto mucho espacio disponible para tirarse al suelo y sudar.

Al ser las 4:30 p.m. la instructora Johanna Marbis, soltó la frase que a nosotros los deportistas nos gusta escuchar: “buenas tardes, ya vamos a empezar, este es el wod del día...”, y de esta manera, me alisté porque sabía que lo que venía no iba a ser nada fácil.

Para empezar, la entrenadora ordenó saltar suiza. Sí, así como entrenan los boxeadores, el objetivo era bastante indicado: activar el cuerpo y preparar los músculos de cara al esfuerzo que se aproximaba -que por cierto no iba a ser nada sencillo- pero hay que aclarar que estos saltos se combinaban con jumpings, desplantes, rodillas y talones arriba, en fin, era un calentamiento completo.

Unos minutos saltando y luego salimos del centro de acondicionamiento. Nos esperaba correr un kilómetro en la calle.

Esa es una idea que se utiliza con frecuencia en estos lugares y es bastante acertada ya que, se respira aire libre y se tiene ese contacto directo con el exterior.

Al entrar de nuevo al salón, iniciamos con lo bueno. Según la pizarra, en donde estaba escrita la rutina, había que completar las sit ups que son una especie de abdominales con un balón. En resumen, la persona se acuesta boca arriba y flexiona el área abdominal llevando en sus manos una bola que le genere una resistencia aún mayor. Al final hicimos 80.

Ya con el abdomen bien estimulado, llegó el turno del infaltable kettlebell swing (quizás el ejercicio más característico del CrossFit), de esas fueron 60 repeticiones y ya la gente se cansó y no es para menos, se trabajan hombros, trapecio, la zona media del cuerpo y hasta los cuadríceps. Por eso, la instructora salió al rescate con frases como: “déle, déle, el cuerpo no se manda solo”, esas cosas son simples pero motivan.

Continuamos con los chin ups, que en palabras sencillas son dominadas. Ahí, sí debo decir que me pareció un poco exagerada la dosis. Se tenían que ejecutar 40 repeticiones y sinceramente, pocos lograron hacerlo.

La rutina se cerró con 20 repeticiones de get up y con 500 metros de carrera continua de igual manera afuera del gimnasio.

Al final, solo debo decir que recomiendo totalmente este lugar ya que es trabajado por verdaderos profesionales en esta materia y, principalmente, por que se disfruta cada ejercicio ejecutado.

¿Dónde queda CrossFit Snaga?

Tienen dos centros de acondicionamiento físico, uno en Escazú y otro en Lindora.

¿A cuál número puedo llamar?

Al 2215-06-08.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad