Publicidad

En Forma

Cuide sus rodillas

Es una de las partes del cuerpo que más lesiones sufre. Tener una buena técnica y hacer ejercicios de fortalecimiento es la opción de protegerse.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Cuando se práctica un deporte, cualquier parte del cuerpo se puede lesionar. Sin embargo, hay algunas zonas que se resienten con mayor facilidad y una de ellas son las rodillas.

Esto sucede en mayor cantidad si se realizan deportes de alto impacto, como por ejemplo el atletismo, futbol o baloncesto.

De acuerdo a lo que explicó el médico deportivo Óscar Arroyo, lo que sucede es que esta es una parte del cuerpo que se lesiona constantemente cuando el deportista no tiene bastante fortalecidos los músculos cercanos a estas articulaciones.

Ante esto, lo mejor es realizar ejercicios que ayuden a desarrollar la capacidad muscular.

“Un alto porcentaje de las personas que acuden a consulta por una lesión deportiva lo que presentan son molestias en las rodillas. Lo que pasa es que no ejecutan ejercicios específicos para esta zona del cuerpo y ahí es donde aparecen los problemas que no los dejan en paz”, detalló Arroyo.

Pero no se preocupe, no todo es negativo. Existen una serie de ejercicios que le ayudarán a fortalecer esta parte del cuerpo y lo mejor es que se pueden hacer desde la comodidad de su casa.

Lo que sí es fundamental es que siga una rutina elaborada por un profesional y no hacer secuencias sin la aprobación de un experto.

Con ayuda de Arroyo citamos dos ejercicios que sirven para fortalecer. Lo ideal es que los ejecute mínimo tres veces por semana.

Uno de ellos son las tradicionales sentadillas. Estos movimientos consisten en colocarse de pie y bajar como que si fuera a sentarse. Para eso, debe flexionar las rodillas y mantener en todo momento la espalda recta.

“Las sentadillas sirven para estimular cuadríceps, isquiotibiales y glúteos pero a la misma vez también sirven para fortalecer las rodillas”, dijo el experto.

Otro ejercicio importante son las llamadas flexiones inferiores.

Debe acostarse boca arriba y doblar la rodilla hasta llevarla prácticamente al pecho. La otra pierna quedará en contacto con el suelo. Luego, vuelve a bajar la pierna lentamente. Por último, debe cambiar de extremidad.

“Estos ejercicios se hacen lentamente y con buena técnica. La cantidad de repeticiones no debe ser amplia. Se pueden completar tres series que se compongan de 12 a 15 repeticiones”, comentó y enfatizó que si el dolor persiste debe acudir a un experto.

Las sentadillas le pueden ayudar siempre y cuando tenga una buena técnica. De lo contrario más bien se puede lesionar más. Por eso, recuerde principios como por ejemplo que las rodillas no pueden rebasar la punta de los pies.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad