Publicidad

En forma

Un ejemplo de coraje en el deporte

Johnny Monge perdió 60 libras cuando dejó de lado su vida sedentaria y empezó a combinar el ejercicio con una dieta adecuada.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hace apenas ocho meses, don Johnny Monge pesaba 162 kilogramos, le faltaba el aire, se le dificulta levantarse de la cama y su estado de ánimo no era el mejor.

Hoy, ha bajado 60 libras, camina rápido, trota y hasta corre, levanta pesas y se declara un fanático de la vida deportiva.

El giro de vida que tuvo este josefino fue radical, según él, todo se debió a que se lo propuso.

“Estaba con sobrepeso, me costaba respirar, sentía como que no tenía energía para hacer las cosas y me asusté. Entonces, visité un médico, me recomendó hacer ejercicio. Y contacté a un entrenador que me ayudó a empezar poco a poco y a ir de la mano con una dieta”, detalló Monge.

Ahí es donde apareció Juan Carlos Vargas, entrenador del equipo Atletismo del Este y empezó a ayudarle en su objetivo físico.

“Se le hizo un entrenamiento específico para sus condiciones. Al inicio era solo caminata. Ahora, ya hasta corre y tiene una buena rutina con pesas que le ayuda a mejorar el fortalecimiento muscular. Además le dejamos en claro que la alimentación tendría un 75% de las responsabilidades para poder avanzar”, dijo Vargas.

Según comentó el experto, hoy don Johnny pesa 132 kilogramos, tiene en buen estado los triglicéridos que habían tenido niveles peligrosos anteriormente y además su ritmo cardiaco presenta un adecuado comportamiento.

“El primer avance que tuvo fue que él tenía las ganas de salir adelante y cambiar su forma de vida. Luego, asumió de gran manera los entrenamientos y por último ha tenido la paciencia para entender que todo esto no se logra de la noche a la mañana”, agregó el entrenador.

Por su parte, Monge asegura que aún es consciente de que tiene mucho que mejorar, pero lo importante es que ya se siente totalmente atraído por la vida deportiva.

“No ha sido fácil. Hay que entrenar cinco días a la semana, la dieta es estricta y el sacrificio es notorio. Se debe tener mucho carácter y coraje, pero estoy seguro que cualquier persona que quiera puede lograr lo que se busca”, recomendó Vargas de 49 años de edad.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad