Publicidad

En Forma

Ingiera leche después de entrenar

No solo lo refrescará sino que le ayudará a recuperar electrolitos. Además, es una fuente rica de proteínas ideales para acelerar la recuperación de los músculos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Si usted acaba de terminar de entrenar y se toma un vaso de leche estará introduciendo a su cuerpo carbohidratos, vitaminas, calcio, electrolitos y proteínas.

Quizás por lo anterior es que la leche es un alimento que no puede faltar desde la infancia. Y últimamente, muchos deportistas lo han adoptado como una infaltable bebida pos-entreno.

Según explicó Glenys Jones, nutricionista del Consejo de Investigaciones Médicas de Gran Bretaña en un artículo de la revista europea Sports, la leche aporta nutrientes esenciales en el deporte.

“La leche contiene dos proteínas que son muy importantes para regenerar los tejidos musculares como lo son la caseína y la lactosuero. Ambas ofrecen nutrientes indispensables para reparar el daño que ocurre en las fibras musculares posterior al ejercicio físico”, acotó la especialista.

Además, la leche es un alimento ideal para ganar masa muscular, por eso, muchos atletas que asisten al gimnasio acuden a esta bebida para aumentar el volumen del músculo.

Por otra parte, si hay un punto en discordia es que algunos expertos consideran que la leche no sirve para reponer fuerzas después del ejercicio, acción que siempre ha sido atribuida solo hacia las bebidas isotónicas. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

Este lácteo aporta sodio y electrolitos capaces de reponer las energías que se pierden por medio del sudor en el deporte.

Incluso, un estudio elaborado por la revista Applied Physiology, Nutrition and Metabolism afirmó que este producto hace que los deportistas tengan más fuerza y puedan ejercitarse más tiempo.

A estas conclusiones llegaron luego de estudiar a más de 100 personas que consumieron leche comparadas con las que ingirieron alguna bebida hidratante deportiva.

Asimismo, si le agregamos lo económica que resulta ser esta bebida comparada con las isotónicas, se da otro punto positivo.

Sin olvidar el sabor. A pesar de que este sería un tema subjetivo, una gran parte de las personas ingieren leche por el simple hecho de que les gusta como sabe.

Se estima que un vaso grande de leche tradicional (250 mililitros) puede aportar cerca de 10 gramos de proteínas, sin embargo, esto variaría mucho dependiendo de la calidad del producto.

No obstante, como todo en la vida tiene aspectos negativos, la leche también los tiene.

El mayor sin duda es para las personas que son intolerantes a la lactosa. A ellos se les dificulta mucho más la digestión de este líquido, en estos casos lo mejor es que lo consulte con los expertos.

Muchos atletas al terminar sus ejercicios se toman un vaso de leche con chocolate. Según ellos, es una buena opción para tener una mejor reparación de los tejidos musculares.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad