Publicidad

Salud Deportiva

La pata de ganso y su lesión común en atletas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

“Pata de ganso” es un nombre poco común que se le da a una importante estructura en la porción medial de la cara interna de la rodilla, conformada por la inserción de los tendones de tres músculos, el Grácilis, el Sartorio y el Semitendinoso. Ellos tres juntos forman una imagen parecida a la de la membrana natatoria de los gansos, de ahí su peculiar denominación. Estos músculos son flexores primarios y rotadores internos de la rodilla y por diversas causas pueden verse comprometidos en cuadros inflamatorios.

Movimientos constantes que hagan un giro forzado hacia adentro de la rodilla y del pie en actividades físicas como el baloncesto o el tenis, algún golpe directo sobre la zona como una “plancheta”, ejercicios que requieran de una fuerza de tracción constante en la rodilla como atletismo de larga distancia (fondo y maratones), personas que suban y bajan gradas constantemente y sobrepeso son las principales causas que provocan la lesión más común de esta zona, la tendinitis de la pata de ganso.

Se cree que este cuadro se observa más en mujeres. De acuerdo al ancho de la pelvis femenina, existe la tendencia de que el movimiento de la rodilla sea hacia afuera, lo que hace que los músculos, por el contrario, traicionen hacia la parte interna. En casos de sobrepeso y antecedentes de artrosis de rodilla, es también común.

La persona que cursa con este cuadro se presentará aquejando un dolor en la cara antero-medial de la rodilla principalmente al subir y bajar gradas, dolor a la palpación de la zona, posible inflamación evidente, dolor y rigidez de la rodilla en las primeras horas de la mañana y molestia al levantarse de una silla o al bajarse de un automóvil.

Ante una sospecha de sufrir una tendinitis de pata de ganso se recomienda visitar de inmediato a un especialista, sin embargo no está de más realizarse una prueba de ultrasonido antes de visitar al médico y presentársela. Es posible que éste le envíe a realizar alguna otra prueba de imagenología más específica, como una resonancia magnética.

El tratamiento inicial incluye el reposo de la rodilla afectada, frío por periodos de 15 minutos y antiinflamatorios orales. El uso de una almohada entre las piernas durante las noches puede ser útil. En los pacientes obesos también se requiere que pierdan peso. Tampoco hay que olvidar los trastornos secundarios, como problemas con el alineamiento y pie plano. La fisioterapia con el uso de ultrasonido también ha sido efectivo en la reducción del proceso inflamatorio.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad