Publicidad

En forma

Sea buen ayudante en el gym

Si su rutina de ejercicios la realiza con un amigo limítese a ayudar con los pesos, no se convierta en “instructor”.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Acudir a entrenar al gimnasio con un amigo no solo le brindará motivación al deportista que se ejercita, sino que también le ofrecerá una mayor seguridad a la hora de levantar los pesos.

El problema sucede cuando su ayudante no maneja las bases de conocimiento del ejercicio que se efectúa, por eso con ayuda de Rodolfo Matarrita quien es instructor físico del gimnasio Vida Saludable, le aconsejaremos qué saber para ser un buen ayudante de pesas y así animarse a colaborar.

“Antes de iniciar la ejecución de la rutina de ejercicios debe haber una comunicación que especifique cuál es el plan. Así sabremos cuántas series y repeticiones se harán y si se debe hacer lentas o rápidas; todo dependerá del objetivo”, detalló Matarrita.

Un aspecto clave a la hora de colaborar con su compañero de rutina es la colocación corporal. Dependiendo del ejercicio lo recomendable es que el peso utilizado no caiga sobre su espalda o columna vertebral, pues podemos sufrir una lesión.

Lo mejor ses colocarnos con las piernas abiertas y un poco flexionadas en cada serie; esto hará que la mayoría del peso caiga sobre las piernas.

“Es vital que entendamos que somos una ayuda para la persona que se está ejercitando, pero no tenemos que levantar el peso. Me refiero a que no tenemos porqué sentir que estamos levantando el peso, solo debemos ayudarle a la persona”, indicó el experto.

Sea responsable al ayudar

En lo que si hizo hincapié Matarrita fue en que el ayudante nunca deberá imponer ejercicios o nuevos pesos al deportista. Su función se basará en ayudarle a cumplir las repeticiones, pero no hará planes de entrenamiento, a menos de que sea un experto.

“Los problemas vienen cuando agarran el entrenamiento al vacilón, entonces se ponen más peso o más cargas de trabajo, así es como suceden las lesiones más frecuentemente”, aseguró.

Entrenar acompañado tiene como propósito la colaboración. Deben estar concentrados en los ejercicios por lo que no recomienda hablar entre sí de otros temas que no tengan que ver con el plan que están ejecutando.

Finalmente Matarrita recalcó que el ayudante debe asistir cuando el compañero no logre terminar las repeticiones y así pueda promover la seguridad de su integridad física sin tener que verse en peligro.

1. Ayudar

Usted está para ayudar a completar las series no para hacerlas; intente levantar lo menos posible las mancuernas o el peso.

2. Postura

Es vital que su ayudante sepa las bases de la colocación de las partes del cuerpo. Él podrá aconsejarlo al estar viendo cómo lo está haciendo.

3. Visualizar

Un buen aspecto de un ayudante es vigilar la ejecución de la rutina. No solo por seguridad, sino también para vigilar la técnica.

4. Motivación

Su compañero lo podrá estar motivando constantemente; lo que se busca es que el deportista se sienta cómodo y pueda disfrutar su rutina.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad