Publicidad

Disciplina de combate

Ejercítese y defiéndase practicando el Krav Maga

Mister Gym se animó a meterse en una clase de Krav Maga, disciplina de defensa personal que combina diversión, ejercicio y protección en caso de ser atacado.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Las personas interesadas en recibir una clase de Krav Maga gratis pueden visitar las instalaciones de la academia en San Rafael de Escazú. Antes deben llamar para solicitar una cita: 8992-5428.

Para más información sobre este tipo de defensa personal: www.kravmaga.co.cr

Christian Araya contestó su teléfono y al poco tiempo dijo: “Sí, somos una academia que pretende que las personas aprendan defensa personal, pero siempre recordando que somos individuos muy tranquilos”.

Esa es parte de la descripción que le dijo el instructor a un cliente que lo llamó para tener información sobre el Krav Maga, una disciplina de combate desarrollada por las fuerzas de defensa de Israel y que es impartida en nuestro país.

Me dijeron que el entrenamiento que llevan estas personas es radical y como a mí me gustan los retos como este, sin pensarlo mucho visité esta semana la academia de Krav Maga en Costa Rica.

El ambiente es agradable, fueron llegando las personas, ese día todos eran hombres, por cierto, muy serios, de pocas palabras, serenos y ante todo tranquilos.

Araya se colocó al frente y dijo que íbamos a empezar a calentarpara dar inicio al entrenamiento.

Por mi mente pasaron las típicas repeticiones de jumping, redonderas y brincos, no obstante, acá la entrada en calor se hizo de una forma muy diferente.

Todos empezamos a correr en forma circular. El salón no era muy grande, pero si lo necesario como para desplazarnos cerca de 12 hombres que éramos los que entrenábamos.

“Intenten tocar la cabeza de los demás”, “toquen las rodillas y la espalda”, “ahora intenten tocar las tres partes al mismo tiempo”, sugería el instructor, y así pasamos cerca de 10 minutos, en los que la presión en la piernas y ante todo la concentración eran más ascendentes cada vez.

Ya bien calientes, el instructor empezó a dirigir un estiramiento, que por cierto era bien elaborado, ya que los músculos estaban activados y era un previo al esfuerzo mayor que haríamos.

A los minutos empezó la estimulación muscular. Para eso hicimos puhs ups, pero no de las sencillas; aquí todo es más complicado. Por eso, entra cada “lagartija”teníamos que aplaudir en el aire; sin duda, la dificultad era tremenda, pero yo sacaba el colmillo y las ejecutaba.

Luego seguimos con abdominales, sentadillas y hasta un poco de saltos en donde se simulaba hacer encestes con un balón, lo que hacía que el ejercicio físico se mezclara con la diversión.

Por último, llegó el momento de aprender una técnica para defenderse en caso de ser atacado por la espalda con un arma de fuego.

Para esto nos defendimos con puñetazos, patadas y hasta se utilizaron las rodillas.

Esto provocó que la actividad física fuera desgastante, pero muy provechosa.

En resumen, no queda más que recomendar este tipo de sesiones, ya que combinan la ganancia física, mental y generan un conocimiento para que las personas se sepan defender en caso de ser atacadas por algún malhechor.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad