Publicidad

Merienda saludable

Es clave para actividad física y académica de niños y jóvenes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El inicio del año escolar representa un nuevo reto para que las meriendas saludables sean parte de los niños y jóvenes en las escuelas y colegios del país.

Con la ayuda de Kathryn Von Saalfeld, directora de la Clínica de Nutrición Von Saalfeld, les contaremos de algunos opciones importantes para tomar en cuenta.

“Es importante considerar que las meriendas deben corresponder a una fracción pequeña de las calorías del día (10 a 15%), logrando una óptima combinación de nutrientes, vitaminas y minerales que fomenten un combustible de primera calidad, y que favorezca en el crecimiento y desarrollo” destacó la experta.

Según Von Saafeld, una merienda nutritiva influirá directamente en el rendimiento escolar. Así que la alimentación puede ser una de las claves en el estudio.

Conforme a lo anterior; los alimentos integrales serán vitales. Todo se debe a que contienen carbohidratos de absorción lenta, necesarios para ganar energía para afrontar el día.

“Las proteínas deben estar muy presentes en las meriendas, fomentarán el crecimiento y el desarrollo de los jóvenes; para lo más pequeños se convierten en alimentos obligatorios de ingerir”, explicó la nutricionista.

Por último, haremos hincapié en las frutas. Lo recomendable es ingerirlas todos los días, nos aportan importantes vitaminas.

Y recuerde, antes de hacer un “menú”, lo mejor es consultar con un profesional. Comer saludable no es caro y sus resultados serán notorios en el corto plazo.

1. Medio sándwich en pan integral con atún en agua y mayonesa liviana.

2. Una manzana roja pequeña.

3. Una botella de agua de 600 mililitros.

El agua puede ser tomada fría o caliente.

1. Una tortilla de harina integral con frijoles molidos.

2. Sandía en trocitos, una taza pequeña.

3. Una caja de leche descremada pequeña.

Lo ideal es leche descremada, sino consuma la tradicional.

1. Una galleta grande de avena integral.

2. Un yogurt light pequeño.

3. Una mandarina.

En este caso, si a usted no le gusta la mandarina puede cambiarla por otra fruta. Por ejemplo, un banano.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad