Publicidad

En Forma

Precaución con el viento

Si usted tiene planeado salir a pedalear en estos días tome en cuenta las condiciones del clima y evite una sorpresa.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Trate de que las fuertes ráfagas de viento en estos días no le echen a perder su ‘ride’ en bicicleta, así que tome precauciones antes de salir para que no se vea damnificado al final de la jornada.

El experto Andrés Brenes recomienda que si sale a pedalear reduzca la distancia que normalmente hace a la mitad, ya que sus piernas se podrían desgastar hasta un 50 por ciento más cuando pedalea con mucho viento.

Evite no salir solo, siempre busque al menos un acompañante para poder implementar ciertas técnicas que le ayuden a mejorar la aerodinámica.

“No hay un entrenamiento físico específico para confrontar el aire, lo que sí hay es un entrenamiento de la técnica”, señaló el múltiple campeón nacional.

Por ejemplo, si la brisa pega de frente lo más recomendable es ir en fila india, uno detrás del otro, realizando constantes cambios cada 30 segundos.

Si más bien las ráfagas pegan de costado, trate de cubrirse entre la cintura y las piernas del compañero, siempre buscando el lado opuesto al que corre el viento.

Ambas técnicas se pueden utilizar también en el mountain bike, no obstante, se debe tener mayor precaución y los ojos bien abiertos por los obstáculos.

“Los grupos deben conocerse muy bien, ojala con una forma física similar, deben tener la responsabilidad de no realizar movimientos bruscos o frenadas violentas”, complementó Brenes.

Tenga en cuenta que si en un día de entrenamiento su cuerpo quema 2.000 calorías, con una brisa intensa podría gastar un 50 por ciento más, produciendo una alta cuota de cansancio que lo podría llevar a aflojar sus manos y las posibilidades de caída son mayores.

Enfrente el verano

A todos nos gusta dormir un poco más, pero pedalear entre las 10 de la mañana y el mediodía en estos primeros meses del año no es lo más recomendable.

Lo ideal es levantarse más temprano y disfrutar de las primeras horas del día, que son las más frescas y donde además transitan menos vehículos.

Según la página especializada todomountainbike.es, durante los meses de verano nuestro cuerpo tiene que trabajar más para mantener la temperatura corporal correcta, por lo que deberíamos reducir nuestro ritmo de entrenamiento levemente para compensar el sobreesfuerzo de nuestro organismo.

También se debe asegurar de llevar un poco más de provisiones de agua y alimentos de lo que está acostumbrado.

“Es muy recomendable planificar las rutas que realicemos asegurando algún punto en el camino donde podamos reponer el agua”, extendió el reporte.

Para alcanzar el equilibrio hay que practicar tan lento como sea posible y hacer uso de los frenos para reducir la velocidad. Los caballitos o ‘Wheelies’ (con la rueda trasera en el suelo) son divertidos y útiles.

Cuando pedaleamos debemos prestar especial atención unos metros por delante de la llanta delantera, sobre todo en los senderos donde hay raíces y piedras. Debemos tener una visión global.

Revise la ‘bici’ siempre antes de salir. Presión de las llantas, el estado de los cambios y frenos. No está de sobra un pequeño repaso a los tornillos del manillar, los del asiento y el tubo del sillín, así como la cadena.

Procure salir con otros compañeros de un nivel algo superior al suyo, esto le empujará un poco más y aprenderá como subir o bajar cuestas observando las posiciones de pedaleo de los ciclistas experimentados.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad