Publicidad

En forma

El agua fría mejora el rendimiento

Según un estudio, esta práctica promueve que los deportistas tengan un mejor desempeño si se duchan después de efectuar un entrenamiento físico.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Si un atleta termina su rutina de ejercicios, realiza los debidos estiramientos para desactivar los músculos, invierte 30 minutos en reposar y luego toma una ducha de agua fría, estaría haciendo todo lo que necesita para mejorar su rendimiento deportivo.

A esta conclusión llegó un estudio que elaboró el International Journal of Sports Medicine luego de estudiar a lo largo de un mes a un grupo de ciclistas.

Ellos llegaron a la decisión de que bañarse después de hacer deporte con agua que esté a una baja temperatura ayuda a que los músculos se recuperen más rápido luego de un extenuante entrenamiento físico.

Según explica la doctora Joanna Valle, quien se encontraba liderando esta investigación, lo anterior se debe a que el agua fría funciona como uno de los mejores estimulantes de recuperación que puede tener el cuerpo.

Según se lee en el informe, a pesar de que los resultados de una práctica de este tipo en las personas siempre será un tema individual, todo hace creer que efectivamente cualquier atleta se vería beneficiado.

¿cómo se determinó?

Para llegar a esta recomendación, los expertos reunieron a 30 ciclistas y después de cada práctica se duchaban con agua completamente fría.

Luego de una semana de estar haciéndolo, notaron como la explosividad, especialmente en los sprints, mejoró.

Mientras que, cuando se duchaban el día anterior con agua caliente la velocidad promedio se mantenía o incluso en muchas ocasiones bajó.

A pesar de que el estudio no afirma que la temperatura del agua tenga una relación del 100% con lo que pasó en las pruebas del siguiente día, los mismo ciclistas aceptaron que se sintieron mejor al ducharse con agua helada.

Otro dato curioso del estudio fue que cuando los deportistas combinaron agua caliente con agua fría durante sus “baños” el rendimiento se mantuvo, lo que hace pensar que es una forma de complacer gustos y no verse afectado.

Caliente también tiene aportes positivos

El debate de qué es mejor si ducharse con agua fría o caliente siempre se ha dado y hay repuestas para todos los gustos. Lo cierto del caso es que, el agua a una alta temperatura también es positiva. Entre sus beneficios se encuentran: una adecuada relajación muscular, promueve una correcta puesta a tono de los músculos y principalmente es un estímulo de descanso para el cuerpo en general. Eso sí, recuerde que en exceso todo es malo así que no se exagere.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad