Publicidad

En forma

Mastique a baja velocidad

Comer despacio le evitará males digestivos con lo que se podrá concentrar más en sus rutinas de ejercicios.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Combatir el estrés y las carreras del día a día, deben comenzar por una buena alimentación que tiene un ingrediente vital: comer despacio.

Los beneficios son múltiples y si queremos mejorar nuestro estado de salud es mejor que empecemos a durar un tiempo mayor en cada comida.

El primer triunfo será el placer. El gusto de un platillo inicia desde el momento que lo saboreamos en la boca, por eso de nada servirá no masticar bien la comida, pues el sabor no podrá ser percibido.

Pero más que este beneficio, están los que nos traerán consecuencias positivas en la salud y se relacionan directamente con el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

“La digestión inicia en la boca y no en el estómago, es decir que para tener un buen proceso digestivo. Se debe masticar bien la comida, así llegará de forma más sencilla al estómago y se podrá realizar todo el proceso más fácilmente”, aseguró la nutricionista Andrea Vargas.

La especialista recordó que actualmente muchas personas tienen problemas digestivos y creen que es por las comidas cuando en realidad no es por eso, sino mas bien por un asunto de la rapidez con que se comen los alimentos, cualquiera que sea.

Precisamente entre las enfermedades que podemos sufrir por no tener un correcto proceso digestivo se encuentra la acidez estomacal, gastritis e incluso problemas de dolores de cabeza.

Pero si aún no se convence de esta teoría, existe una con la que probablemente sí lo hará. Según un estudio hecho por Ian MacDonald para la Universidad de Nottingham en Inglaterra, el comer rápido sería una forma de promover el aumento de peso.

“Si uno come de forma rápida básicamente está llenando el estómago antes de que la información gástrica tenga una oportunidad de generarse. Uno podría estar desbordando la capacidad del estómago, lo que genera que subamos de peso más fácilmente", determinó el informe.

También concluyó que si se come rápido desde la infancia será difícil cambiar esta forma años después, pues ya se habrá convertido en un hábito alimenticio.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad