Publicidad

Se tiró literalmente al agua para frenar el mal

La mejor medicina del mundo

El caso de un adulto mayor que ha logrado combatir el Parkinson a punta de ejercicio y perseverancia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hace cinco años le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. Poco a poco, el lado derecho de su cuerpo fue, como él mismo lo pone, “quedándose tieso”.

A sus 64 años y con la enfermedad empeorando, don Rodrigo Coto se tiró literalmente al agua para frenar el mal, que ya no lo dejaba mover su brazo y pierna derecha.

Una sesión semanal en las piscinas del Club Guppys, complementada con cuatro sesiones semanales de ejercicio cardiovascular, pesas y terapia han logrado no solo frenar el avance de la enfermedad sino revertir sus efectos.

Su mejoría ha sido contundente, según explica su fisioterapeuta Melissa Vargas. “Don Rodrigo realiza caminatas en el agua, braceo y ejercicios de relajación. Ha tenido una enorme mejoría, su lado derecho está ahora casi normal”, explica.

Agrega que al inicio ella tenía que meterse con él a la piscina para ayudarlo en los movimientos, mientras que hoy lo ve de lejos nadar piscina tras piscina casi con total normalidad.

El ejercicio es la clave

“Si no estuviera nadando no podría caminar”, opina don Rodrigo. “Es sorprendente como el ejercicio ayuda cualquier cantidad a fortalecer los músculos y a mejorar la coordinación”, agrega, mientras cierra y abre su mano derecha con total normalidad. Ahora se jacta de poder caminar incluso al lado de su esposa, que lo hace todos los días.

El caso de don Rodrigo es un buen ejemplo de que el ejercicio regular no solo es bueno para prevenir enfermedades sino para combatirlas.

Definitivamente la mejor medicina del mundo.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad