Publicidad

En forma

Terapia acuática

La hidroterapia procura una recuperación más rápida de lesiones como las fracturas, desgarros y esguinces.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La hidroterapia se define muy fácilmente; es el uso del agua para fines terapéuticos. Debido a esto, es una técnica idónea para que los deportistas puedan recuperarse rápidamente de sus lesiones.

“El agua permite suprimir el peso del paciente en la piscina, lo que genera que las articulaciones tengan libertad para trabajar y así haya menos dolor”, explicó la fisioterapeuta, Gabriela Álvarez.

La técnica es muy eficaz para los pacientes que no pueden sobrecargar rodillas y tobillos. Para ellos los ejercicios dentro del agua son la terapia más adecuada y rápida para recuperarse.

Según Álvarez, se pueden atender lesiones tales como, desgarros, fracturas y esguinces, entre los más comunes. “Las únicas que no pueden tratarse de esta forma, son aquellas que presentan alguna infección”, destacó.

diferentes técnicas

Los expertos en esta técnica diseñan el plan de terapia dependiendo de las características y necesidades de la lesión que presenta el paciente.

“Se debe jugar con la resistencia del agua. Por ejemplo, si se requiere ganar fuerza muscular vamos a hacer ejercicios contra la dirección a la que va el agua, mientras que si queremos ganar rango de movimiento en la parte lesionada, debemos hacer el trabajo hacia donde va el agua”, explicó la fisioterapeuta.

Cabe destacar, que para recibir una adecuada hidroterapia, se debe tener una piscina terapéutica. Esta es aquella que tiene unas gradas especiales para facilitar la entrada y salida de los pacientes, además de gozar de barras laterales que ayudarán a sostenerse dependiendo de los ejercicios.

“Nosotros acá (Centro de Hidratación Grecia) tenemos el agua temperada a 30 grados, esto es vital para que ayude a los procesos de curación que se están ejecutando”, finalizó Álvarez.

1. Recuperación de las lesiones musculares.

2. Relajación completa de nuestro cuerpo.

3. Ganancia de fuerza y rango de movimiento muscular.

4. Mejora las capacidades respiratorias.

5. Se convierte en un buen ejercicio cardiovascular.

No se utiliza

1. Si presenta enfermedades infectocontagiosas.

2. Enfermedades crónicas en donde el médico no lo autorice.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad