Publicidad

En Forma

Consejos para reducir las lesiones

Los pasos a seguir son: calentar, estirar, hacer los ejercicios correctamente y tomar un lapso para volver a la calma muscular.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hacer una correcta entrada en calor, posteriormente un estiramiento muscular, desarrollar la sesión de entrenamiento y por último volver a estirar, es la fórmula que deben seguir los atletas para reducir las posibilidades de sufrir una lesión.

Aunque una molestia puede aparecer en cualquier momento cuando practica algún deporte, la mayoría se puede evitar al seguir estos consejos, según aseguran los expertos.

El entrenador de atletismo Alberto Brenes sostiene que en este deporte se cometen errores tan frecuentes como salir a correr a una velocidad fuerte desde los primeros metros, lo que puede facilitar una lesión.

“Si uno tiene un correcto plan de entrenamiento verá que al arranque se hace un trote suave o unas series de intervalos de velocidades, pero mínimas. La idea es ir activando los músculos, como despertándolos, pero jamás podemos iniciar el trabajo fuerte sin calentar”, detalló el entrenador.

Por esto es que muchos comparan el inicio de los entrenamientos con arrancar un automóvil. Se debe ir acelerando poco a poco.

Ya con los músculos activados, es el momento de hacer un correcto estiramiento.

Según Brenes, una buena elongación dura cerca de 10 minutos. En cada posición, el atleta debe invertir entre 30 y 60 segundos.

“Hay personas que van a correr y solo estiran el tren inferior (de la cadera hacia abajo). Esto está mal, sin importar el deporte que se practica, siempre tiene actividad todo el cuerpo, por eso tenemos que prepararlo bien”, aseguró.

Así las cosas, la cabeza, el cuello, los brazos, las pantorrillas, los tobillos y la espalda deben ir dentro de las partes que se estirarán, para ya pasar al entrenamiento.

Seguidamente, viene el trabajo propuesto por su entrenador. Acá no hay mucho que explicar, simplemente seguir al pie de la letra cada uno de los consejos y no variar el plan de entreno.

Al terminar el entrenamiento, la persona debe estirar de nuevo.

“Este ya no servirá para activar sino más bien para volver a la calma. Es una forma de avisarle al cuerpo de que hemos terminado”, finalizó Brenes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad