Publicidad

Masaje podría ser la salvación

Chinee su cuerpo

Técnica pone a punto los músculos para que rindan al máximo en los entrenamientos y en la competición.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Aquella lesión que lo dejó un mes sin entrenar o ese dolorcito que le incomoda cada vez que sube cuestas quizás pueden evitarse con un poquito de chineo.

El masaje deportivo de recuperación es una técnica que pone a punto los músculos para que rindan al máximo en los entrenamientos y en la competición.

De paso libera tensiones y pequeñas contracturas que pueden potencialmente desencadenar una lesión.

“Cuando los músculos están tensos o contracturados no hacen su trabajo al cien por ciento”, explica la fisioterapeuta Hilda Gutreiman. “Esto causa que cualquiera de los músculos de alrededor tenga que hacer un mayor esfuerzo, y ahí vienen las lesiones”.

Una sesión puede durar entre 45 minutos y una hora, dependiendo del deportista y del objetivo del masaje.

“No es lo mismo un masaje para un ciclista que para un boxeador, por ejemplo, o que para un nadador. Según el deporte o la ubicación de una lesión se hace énfasis en una zona del cuerpo”, explica Gutreiman, que hace masajes a deportistas en el Centro de Fisioterapia KINE, en Rohrmoser.

La frecuencia con la que se recomienda hacerse un masaje también varía. Deportistas de alto rendimiento suelen hacerse dos o tres masajes por semana, pero a criterio de Gutreiman, a un atleta aficionado podría bastarle con una sesión por semana o cada quince días.

1. Optimiza el rendimiento muscular.

2. Previene lesiones.

3. Aumenta la capacidad de trabajo de la persona.

4. Elimina la fatiga muscular.

5. Ayuda a mantener el tono muscular.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad