Publicidad

En forma

Evite la tortícolis al nadar

No exagere en los movimientos de cuello cada vez que toma aire.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

“Siempre se debe hacer ejercicios de estiramiento del cuello, para prepararlo de cara al entreno” Mauricio Soto Entrenador de Natación

Entre las pocas lesiones que puede sufrir un nadador frecuentemente se encuentra la tortícolis. No obstante, si utiliza una buena técnica mientras nada el riesgo será muy bajo.

Según la fisioterapeuta Elena Chavarría, esta es una contractura muscular que se presenta en el cuello de las personas cuando se realizan movimientos bruscos o descontrolados y genera como consecuencia fuertes dolores en la zona afectada.

Producto de este constante movimiento de cuello es que muchos nadadores lo sufren con frecuencia tras la práctica.

“A la gente le sucede porque cuando nadan el estilo libre sacan muy rápido la cabeza para respirar o sino es que giran el cuello más de la cuenta. De esa forma, generan un resentimiento de los músculos que se encuentran en esa parte”, explicó el entrenador de natación Mauricio Soto.

La mejor recomendación será nadar con una buena técnica. Por eso, al practicar el estilo libre y al girar la cabeza para tomar aire recordemos que una mejilla quedará haciendo un contacto total con el agua. Esto nos ayudará a realizar un movimiento menos brusco de la cabeza.

Además, si estamos realizando el nadado dorsal, siempre recordemos mantener la vista hacia el techo. Esto con la idea de que la cabeza pueda estar relajada y con ello evitar algún tipo de resentimiento muscular.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad