Publicidad

En Forma

Las mágicas sesiones en forma circuital

Mister Gym acudió esta semana al gimnasio Pro Fitness en Heredia donde se esforzó y sudó bastante, pero al final siempre salió derrotado.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Radical, extrema, agotadora, extenuante, explotadora, pero ante todo efectiva.

Así fue la clase grupal a la que asistí el pasado jueves en el gimnasio Pro Fitness, ubicado en el Paseo de Las Flores en Heredia.

Ahí, participé en una sesión física de la cual me habían comentado mucho; su nombre: Cross Fitness. En palabras sencillas, es un circuito de ejercicios funcionales en donde la intensidad no baja durante una hora continua.

Fiel al estilo de estas clases, el calentamiento fue duro, se trotaba por unos 25 metros y se devolvía haciendo saltos de rana, esos que son fundamentales para aumentar la potencia pero al mismo tiempo representan un alto impacto en las zonas articulares.

Además, hicimos muchos jumpings, el objetivo era activar los músculos para enfrentar el arduo trabajo que se aproximaba.

Luego de 10 minutos, el instructor físico Josafat Barboza, sugirió hacer un estiramiento que terminó de preparar el cuerpo.

Ahora sí empezaba lo bueno. Se colocaron barras horizontales en fila y al lado unas colchonetas.

Mientras unos hacíamos “thrusters” (sentadilla con ejercicios de hombros con barra) otros sudaban la gota gorda para completar las abdominales básicas.

Además, había que hacer una combinación de push ups con saltos que les soy sincero, me dejaron bastante cansado.

En total había que ejecutar tres vueltas. Con mucho esfuerzo y un poco de maña logré terminar y dejé en alto mi nombre.

Más si analizamos que en ese momento dos compañeros se dieron por vencidos y se retiraron. Otros empezaron a hacer menos repeticiones y a algunas compañeras la energía ya no les rendía. En fin, pocos le seguimos poniendo el pecho a las balas.

Un minuto para tomar agua, secarse el sudor y tomar fuerzas, apenas íbamos por la mitad.

Llegaba el turno de entrenar otro circuito. Este era -a mi gusto- muchísimo más difícil.

Unos hacían push ups apoyando los pies en una llanta, otros utilizaban las lingas de suspensión para hacer sentadillas en un pie, algunos hacían desplantes combinado con flexiones de bíceps y los últimos saltaban sobre un banco, ejecutando los tradicionales “box jumping”.

Era un circuito de cuatro ejercicios diferentes. Inicié con un buen ritmo, mantuve la espalda recta durante las sentadillas, los saltos los hice con una buena técnica y en las push ups demostré que mis entrenamientos de pecho ofrecen resultados.

No obstante, al poco tiempo mis fuerzas ya no daban. Tuve que dejar varios ejercicios a “medias” y otros ni siquiera hice más de tres repeticiones. Sí, lo acepto, me derrotaron. No pude vencer a esta clase de acondicionamiento.

Lo bueno es que hoy, dos días después aún me duelen los músculos. En esta clase se ejercita todo cuerpo, es polifuncional. Totalmente recomendada para los fitness que buscan entrenar bien y que solo tienen 60 minutos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad