Publicidad

En Forma

Paciencia, virtud de un atleta

Los resultados en cualquier deporte implican esfuerzo y dedicación. Los triunfos no salen de la noche a la mañana.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El éxito estará garantizado en el deporte siempre y cuando el atleta sea paciente y sepa esperar los tiempos indicados para ver mejorías. De lo contrario, la amenaza de fracasar será latente.

Sin importar la disciplina que practique, los resultados no aparecerán de la noche a la mañana, más bien implicarán mucho trabajo poder alcanzarlos.

Uno de los lugares en donde más se nota este problema es en los gimnasios. Marcar el abdomen, hacer crecer el bícep o tonificar los pectorales, son parte de las metas más frecuentes de las personas y a pesar de que sí se logran conllevan mucho sacrificio.

Según explicó el instructor físico Joel Sanabria hay muchos factores que influyen para notar resultados y se notarán en tiempos diferentes en cada persona.

“Hay atletas que en un mes ya empiezan a ver mejorías. Por eso, todas las personas quieren que les suceda lo mismo, pero no siempre se puede lograr. El trabajo no es solo las pesas, uno no puede controlar otras partes que son fundamentales”, dijo Sanabria.

Y es que efectivamente, usted podrá entrenar igual que otra persona, pero si no descansa o si no sigue un plan alimenticio individual, elaborado por un profesional, no puede exigir los mismos resultados de su amigo.

De todas formas recuerde ver el ejercicio no como una competencia con otra persona. Mejor, rétese a usted mismo, compárese y autoderrótese constantemente.

Este problema también se incrementa en el atletismo.

Bajar tiempos es un propósito frecuente que se imponen las personas. No obstante, volvemos a lo mismo, debe ser sereno y entender que todo es un proceso.

“Bajar segundos en un deporte como el atletismo es difícil. Todos quieren correr 10 kilómetros en 45 minutos o menos y esto no es tan fácil. Depende mucho de cada persona. Es un tema individual y no comparable”, sentenció el entrenador Jonathan Quesada.

Otro ejemplo son las clases de aeróbicos o de Zumba. Es normal que al inicio se encuentre perdido, que le cueste aprenderse la secuencia y hasta que esté súper tieso en cada movimiento. Sin embargo, todo es un asunto de “engancharse”, al poco tiempo de asistir a estas sesiones ya lo hará al ritmo de los demás.

¿En qué otro aspecto es fundamental que un deportista tenga paciencia?

Sin duda alguna en las lesiones. Es frecuente perder el control y creer que no volverá a ponerse a tono o que su rendimiento no será el mismo. Recuerde, sea paciente y siga las instrucciones de su entrenador o fisioterapeuta.

¿Qué más puedo hacer para no desesperarme en temas deportivos?

Viva el presente. Vaya enfrentando los retos pensando en el día a día y no se preocupe por las suposiciones o retos que no sean impuestos por su estratega.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad