Publicidad

En Forma

Personajes de los gimnasios

Dentro de un centro de acondicionamiento físico hay de todo tipo de personas. Sin embargo, hicimos un recuento de las más recurrentes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hay gimnasios de diferentes tipos en todo el país, pero lo que no cambia son las personalidades que se encuentran entrenando en estos lugares.

Por eso, hoy quisimos analizarlas. La idea no es hacerle una crítica si usted se comporta como una de las incorrectas, sino más bien demostrarle en qué esta fallando y que así pueda arreglar su error.

Luis Alonso Rodríguez, profesional en el movimiento humano y la salud del gimnasio Gold’s Gym Radisson cree que más allá de su forma de ser, siempre debe velar porque haya respeto entre los asistentes.

“Sea cuál sea el comportamiento, siempre debe haber un respeto hacia los demás para poder ser tratado de la misma manera”, comentó Rodríguez.

De igual forma, el experto explicó que lo realmente importante es cumplir a cabalidad la rutina de ejercicios y hacer las secuencias correctamente, porque esto es lo único que permitirá notar los resultados físicos.

Con ayuda del instructor enumeramos los seis personajes más repetitivos de los gimnasios en nuestro país.

Cabe destacar que, probablemente usted haya notado otro personaje más que no lo tomamos en cuenta, pero que de igual manera está equivocado, pues el único ganador es el que denominamos “el atleta”. El mejor consejo es comportarse como él, si queremos alcanzar nuestras metas físicas.

Por lo general son hombres. Solo les interesa el peso, dejan de lado la buena técnica y creen que todo lo pueden lograr con solo las pesas, para ellos no existe el cardio.

Son personas que asisten al “gym” solo por las clases grupales. No es del todo negativo, el problema es que detestan las pesas y su entreno no es el mejor.

Estos sobran. Son aquellos que se creen instructores físicos, pasan recomendando ejercicios o mejorando técnicas. El problema, es que en ocasiones se equivocan.

Es el ejemplo a seguir. Llega solo a entrenar. Sigue la rutina paso a paso, es amable y coopera con los demás. Lleva su paño, su botella de agua y no genera ningún mal.

Hay hombres y mujeres. Van al gimnasio para verse en los espejos. Sí entrenan, pero en los descansos los toman para “modelar”, por lo general no son apoyados.

No cae mal. El problema es que solo llega a hablar. Interrumpe a los demás y entrena poco. Le gusta tomarse fotos y no es buena compañía para entrenar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad