Publicidad

Fachada de lo que sería la nueva cara del estadio barcelonista, con una ampliación para albergar a 105 mil personas.

Publicidad