Publicidad

Futbol nacional

Futbolistas ticos golearán al cáncer infantil este miércoles

La taquilla de “90 Minutos por la Vida” busca ayudar a 300 pacientes.

Un caso nuevo de cáncer infantil es detectado cada tres días en nuestro país. Por eso, esta noche usted tiene una cita en el torneo 90 Minutos por la Vida, cuya taquilla beneficiará a la Asociación Lucha Contra el Cáncer Infantil.

Hoy el centro atiende cerca de 300 pacientes entre los 0 y 12 años, comentó la directora de la institución, Mayra Peraza, quien añadió que esta cuadrangulares la actividad económica más grande que tiene la asociación.

Medicamentos, equipo, campamentos para los pequeños y sufragar los gastos del nuevo hospital de día, es en lo que se invertirá el dinero de la taquilla que se recaude en el Estadio Nacional.

“El hospital de día atiende a niños que requieren de quimioterapia a las 7 a. m., y a las 4 p. m. ya pueden ir a su casa. Esto beneficia mucho al paciente”, dijo Peraza.

En opinión del cartaginés Randall Brenes, esta actividad debería hacerse dos veces al año.

“Uno como padre es capaz de visualizar la situación y sabe lo duro que debe ser enfrentar un diagnóstico así, por eso invito a todos a que apoyen”, afirmó.

A la jornada se unirá el cantante Javier Cartín quien, junto a su hijo de 16 años, interpretará el Himno Nacional.

“A los 5 años mi hijo tuvo cáncer; es un sobreviviente. Solo uno sabe lo que la asociación significa para las familias, por eso me emociona estar ahí”, aseguró.

Para Patrick Pemberton esta noche será mágica, pues todas las aficiones convergerán por una misma causa. Él promete dar un buen espectáculo.

Un total de 25 pacientes asistirán a los 90 Minutos por la Vida.

Serán ellos quienes acompañen a los invitados a la cancha y digan el discurso. Tome en cuenta que las puertas se abrirán a las 4:45 p. m. El espectáculo incluirá un homenaje a la Selección Nacional y una competencia de mascotas.

El ‘Chiqui’ Brenes está matriculado con la causa

Randall Brenes sabe de la tarea que realiza la Asociación y la apoya.

Hace un año tuvo la suerte de conocer al pequeño campeón José Gabriel Fallas Vindas, un seguidor suyo quien padecía la enfermedad.

“Los papás me contactaron por medio de un compañero de equipo. Quería conocerme, así que fui a su casa”, explicó el “Chiqui”, quien relató que su amiguito perdió la batalla al poco tiempo de conocerse.

Para el futbolista fue una experiencia dura, pero le da gracias a Dios por tener la oportunidad de conocer al niño.

Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad