Publicidad

Fuera de la cancha

Allen Guevara estará reforzado

Su hermanito Caleb y sus padres, Yorleni y Allen, estarán en la gradería del Morera Soto. Ellos viajaron desde Guanacaste para compartir unos días con el volante rojinegro.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hoy Allen Guevara contará con tres razones más para buscar el gol, en el juego ante el Herediano: su hermanito Caleb y sus padres, Yorleni y Allen, estarán en la gradería del Morera Soto. Ellos viajaron desde Guanacaste para compartir unos días con el volante rojinegro.

“Mi hermano es lo mejor que me ha pasado. Cuando él nació, la vida de mi familia cambió para bien”, aseguró el jugador.

Para el “Cusuco”, la familia es su prioridad. “Quiero devolverles poco a poco todo lo que han hecho por mí. Ahí voy; ya les remodelé la casita y quiero apoyar a mi hermanito con los estudios”, añadió el conocido futbolista, quien dice tener hoy una visión distinta de la vida.

Él considera que este es el momento idóneo para asegurar su futuro, aprovechando las oportunidades que se presenten en el futbol. Esta ha sido su pasión y desde los 7 años la cancha es lo que tiene en la mente.

“Desde chiquitillo era bueno. Me bailaba a todos”, dice en tono de broma, aunque sabemos que esa velocidad es su marca inconfundible cuando está sobre la grama.

Él recuerda que en aquella época era demasiado tímido y poco m

0enos que sociable. Hoy igual prefiere mantener un perfil bajo ante los medios, aunque se ha vuelto charlatán.

Enfrentar el desarraigo del seno familiar como adolescente, tras ser llamado a la Sub-20, no fue fácil. Tampoco lo fue ver como el tiempo escaseaba para pasar más con su abuelito, quien falleció hace algunos años.

Ese es el único deseo que Allen Guevara le gustaría cumplir si pudiera: tenerlo con vida y disfrutando de los logros que va a acumulando en el balompié junto al campeón nacional, aseguró el deportista.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad