Publicidad

Fuera de la cancha

Infiel por amor rojiamarillo

La modelo y Rumberita de El Chinamo en dos ediciones, Allyson Alfaro, le fue infiel al equipo de sus amores, la Liga, ya que su corazón ahora late por un florense, Anllel Porras.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: /Foto: Joshua López.

alajuela

Seis meses tardó la recuperación en la rodilla izquierda del volante de Herediano, Anllel Porras, quien, desde hace dos partidos ya se encuentra a las órdenes del cuerpo técnico florense para colaborar en el Torneo de Invierno.

Mientras estuvo de baja, el futbolista tuvo su propio ángel de la guarda quien lo estuvo cuidando: Allyson Alfaro.

Casualmente con ella tiene seis meses de noviazgo.

La modelo y rumberita en las últimas dos temporadas del programa El Chinamo, de canal 7, era de esas liguistas de hueso colorado, pero Cupido la hizo cometer una “ infidelidad” en contra de su equipo, y ahora su corazón tiene color rojiamarillo.

“Apoyo a Heredia (dice convencida), ¿qué le voy a hacer? Mi corazón es herediano ahora, desde hace seis meses. Al principio me resistía un poquito, pero ya después va aflorando el sentimiento”, confesó la joven de 24 años.

Incluso estuvo haciéndole barra al “Team” en la victoria contra el bicampeón mexicano, el León.

En cuanto a su relación con el volante, dijo que ambos comprenden los trabajos de cada uno, lo cual es ventajoso, dijo. Incluso a veces no tienen mucho tiempo para salir a la playa porque Porras está con los entrenamientos y ella está con eventos o bien, en la recta final de sus estudios de Comercio Exterior en la UCR.

“Nos llevamos muy bien. Él es muy detallista, muy atento y considerado. Me llevo muy bien con sus papás y creo que mi mamá lo quiere más a él que a mí”, bromeó Alfaro, de 1, 70 metros de estatura y medidas 93-60-95.

Más personal

Alfaro comentó que cuando salen a comer en algún restaurante, aplican el término futbolístico de repartir los puntos, es decir van empates. Un día paga él y otro día quien invita es ella.

En cuanto a quién es más celoso, también la cosa va empatada.

“¡Ay, qué torta! Está parejo la verdad. A veces él, y a veces yo. Está peleado”, dijo entre risas.

Sobre el estereotipo de que en el gremio de los futbolistas el tema de infidelidad es común, no es algo que inquiete a esta belleza.

“Los estereotipos no solo se dan en lo futbolístico, también en el modelaje o en personas que están en el ambiente del espectáculo. Pienso que uno tiene que conocer primero a la persona para luego sacar conclusiones. Él también pudo pensar eso de mí”, dijo.

En lo que sí tiene un reclamo Allyson es en el tema de la cocina. “Él solo ha cocinado una vez. ¡A ese muchacho se le quema el agua! Ya me ayuda a picar, es un avance”, dijo entre risas.

Casi no me gusta maquillarme, solo para trabajar. Soy más relajada”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad