Publicidad

Boxeador

“Tiquito” Vásquez le cumplió la promesa a su abuelita

Bryan le regaló a su abuelita la casa que le prometió de niño. Para ella es su palacio y no se cansa de bendecir a su muchacho.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Tan solo 11 años tenía cuando de su boca salió la promesa que nunca olvidó, que cuando fuera grande le compraría una casita para olvidar las angustias que como inquilinos tenían ante el casero.

Aunque aquello fue para Olga Vásquez la sencilla manifestación de amor de su nieto, para Bryanse convirtió en el sueño que hace 10 días hizo realidad, pues le regaló a su adorada abuelita, quien lo crió, la casa que anheló desde niño.

A punta de esfuerzo y puños firmes, el “Tiquito” Vásquez construyó la vivienda en Escazú. Para ella es su palacio y no se cansa de bendecir a su muchacho.

“Estoy tan feliz. Gracias a Dios y a él tengo donde vivir, esto para mí es muy grande”, confesó llena de orgullo doña Olga.

La construcción fue una sorpresa y se concluyó en 2 meses aproximadamente. Maribel Vásquez (tía de Bryan) fue su cómplice y según contó, la vivienda se levantó en un lote que ella y su esposo adquirieron tiempo atrás.

“Mi mamá no sabía que él le iba a dar una casita. Un día la llevamos al lote, pero no se le volvió a decir nada, hasta que se terminó y Bryan la llevó”, agregó.

Para doña Olga tener a Bryan es una recompensa de la vida, la cual ella no esperaba, pues con solo su amor es suficiente. Ella fue quien veló sus tristezas y alegrías, y lo único que le pedía a Dios es que fuera un hombre de bien. Sin embargo, él no olvida y ahora en su vejez está pendiente de todo.

“Él se ocupa de mi ropa, de mi comida y medicinas. Desde niño fue tan cariñoso y trabajador”, dijo con un tremendo amor la abuelita, quien recordó que cuando Bryan estaba en la escuela, solía trabajar por las tardes en una hortaliza con tal de ayudarle con los cinquitos para la casa.

Doña Olga no puede evitar sonreír al recordar a su muchacho de pequeño, siempre tan calladito y comprometido con sus sueños.

Lo que más la emociona son las palabras del deportista, quien siempre le pide al Señor que no se la quite, para que juntos sigan disfrutando de su amor.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad