Publicidad

Fuera de juego

Ser futbolista hoy día es sinónimo de popularidad

La masiva exposición mediática hace que muchos quieran imitar o convivir con futbolistas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Futbolista y famoso. Aunque distintas, son palabras que hoy día bien podrían ser sinónimos, pues la segunda parece escoltar a la primera. ¿La razón de la hipótesis? Tres expertos en la materia consultados por Al Día, coincidieron en que obedece a la enorme exposición mediática que tienen.

En opinión de Mauro Fernández, el futbol es una de las pocas profesiones que recibe el aplauso social.

“Si un gran médico salva una vida, nadie lo sabe. Si ‘Paté’ mete un gol, todos nos alegramos”, ejemplificó el sexólogo, quien añade que esa alegría en los varones se traduce en camaradería y en las mujeres en admiración con tintes de atracción.

A esta “atracción”, Fernández le suma las importantes cifras que ganan algunos jugadores y que se han hecho públicas, lo que genera interés en algún grupo –ojalá minúsculo dice– por quedarse con un buen “partido” y disfrutar de parte de ese dinero.

Además, afirma que la popularidad, gustada por algunas, tiene efecto de cobertura en profesiones como esa.

Para el experto en imagen, Roberto Lobo, la atracción de las mujeres por los nuevos futbolistas es una tendencia que se trasladó a Costa Rica.

“Ellos son ídolos y tienen afición. Para algunas, ser su pareja es símbolo de estatus, mientras que para el futbolista, tener una mujer bonita podría ser un parámetro de éxito. De ahí que David Beckham o Ronaldo tengan mujerones al lado”, aseguró.

Para él, esa tendencia se está convirtiendo en un estereotipo: los deportistas deben andar casi con modelos en cuanto a belleza.

Los beneficios

Según Francisco Correa, gerente de Media Gurú, según la popularidad del deporte, así será la de sus jugadores.

Se podría decir que en Costa Rica el futbol tiene el 99% de cobertura comparado con otras disciplinas, detalló el publicista.

Por lo tanto, la exposición del jugador, su carácter, su físico y personalidad es lo que podría generar esa empatía con él, añadió.

Y, aunque no se cuente con una medición científica para comprobar dicha teoría, las grandes empresas lo notan y se vinculan a ellos para que su marca sea visible, explicó el experto.

De ahí que el 91% de los ingresos de David Beckham sean las facturas por campañas publicitarias y no por el futbol.

Lobo añadió que el deportista es cotizado según su popularidad. “Cuando son ídolos mueven masas. Los hombres piensan que están más cerca de ellos si usan el mismo producto que anuncian. Además, son el objeto del deseo de las mujeres, así que quieren imitarlos”.

Pero, ¿qué los hace ídolos? El público, por eso es que la afición es un elemento fundamental en la carrera del futbolista, de ahí que se muestren accesibles, agregó Mauro Fernández.

“Ellos son como el político, saben que entre más accesible mejor, así que besan ancianas y alzan chiquitos. La gente se puede tomar fotos con los futbolistas y se ha visto cuando vienen estrellas como Beckham. No sucede lo mismo con un Chayanne”, explicó el sexólogo.

El exportero costarricense, Álvaro Mesén, vivió la experiencia del reconocimiento traducido en saludos, comentarios y hasta críticas. También los beneficios, los cuales afirmó, van desde importantes descuentos en compras hasta facilidades en atención de servicios.

“Hay que tomar en cuenta lo que algunas marcas hacen, como los patrocinios de ropa, que a cambio de la imagen brindan una cantidad acordada de artículos”, aseguró el deportista.

Con respecto al interés femenino que despiertan, Álvaro afirma que entre más exposición tenga una persona a nivel social, mayor serán las oportunidades.

“Si a eso se suma que forma parte del deporte, un nivel socio económico bueno y logros, bueno eso lo hace ver como la persona perfecta. Todo esto puede hacer que la demanda crezca muchísimo”, dijo riendo el exfutbolista.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad