Publicidad

Exfutbolista

Enrique Díaz: ‘Me gusta ir a la iglesia y confesarme’

Excelente bailarín, aprendiz de la Internet, ávido lector y futuro entrenador. Así se define hoy Enrique Díaz, ídolo saprissista.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En él la edad no pesa. Tampoco los 676 encuentros que disputó en la gramilla. Con buen son y sin perder el tumbao, el veterano jugador Enrique Díaz disfruta su vida entre la cancha, las pistas de baile y la iglesia.

Alegre por naturaleza y discreto por convicción, el conocido “Zancudo” sueña con ir a Puerto Rico y darle la mano a Pelé, quien es su ídolo. Esta es parte de una amena conversación con el popular exfutbolista.

¿En qué se entretiene?

Me gusta mucho navegar por Internet, revisar videos de los partidos del Barcelona y el Real Madrid. También conocer cómo viven otras culturas y a veces leo algún libro.

¿No tuvo dificultades para adaptarse al ciberespacio?

Los niños avanzan más rápido que uno, pero uno aprende poniéndole empeño, despacio y con buena letra, al menos lo necesario para hacer mis tareas.

¿Sale con amigos?

Sí, es importante también. En mi tiempo libre me gusta ir a bailar; desde que era jugador soy bailarín. Soy bueno para la salsa, el merengue, la soca y el reggae.

¿Dónde baila?

En La Caribeña y Castro’s.

Entonces, ¿le gusta la música?

Claro. Soy salsero de pura cepa. En mi carro siempre la ando a todo volumen. Mis preferidos son El Gran Combo, Marc Anthony, Tito Nieves y Victor Manuel.

¿Dónde se despeja?

Desde niño iba a la playa a jugar bola y aún lo hago. Mis vacaciones son en Limón o Guanacaste.

¿De muchos o pocos amigos?

Pocos, contados con los dedos. No se le puede dar la confianza a todos, luego algo que uno cuenta se estira más de la cuenta.

¿Ha hecho amigos en el futbol?

Sí. A cada equipo que he llegado he tenido la dicha de tener dos por lo menos. Alexandre Guimaraes, Mario McKenzie, Julio Fuller y Evaristo Coronado son unos.

¿Le gusta ver películas?

Sí, pero cintas de acción, puedo ver 3 o 4 horas. Mi artista preferido es Charles Bronson. Me gusta el género del oeste.

¿A qué país le gustaría ir?

Puerto Rico. Estuve ahí un mes y me encantó el clima y el ambiente. Es una isla hermosa. Si Dios me presta vida iré en unos años.

¿Qué otro deporte sigue?

El baloncesto de la NBA, soy de los Bulls de Chicago, y me gusta el beisbol de las grandes ligas, ahí voy con Los Dodgers.

¿A quién le gustaría conocer en persona?

Al Papa y a Pelé. Me gustaría darles la mano y hablar 5 minutos con ellos.

¿Religioso entonces?

Sí, soy católico. Mi mamá me enseñó a ir los domingos a misa, voy a la de 8 a. m. Me gusta rezar y encomendarme a Dios para tener una buena semana y que me vaya bien. Creo que gracias al Señor tuve una buena carrera, fui muy regular y casi nunca me lesioné.

¿Cuida el cuerpo también?

Claro. Voy al gimnasio 1 o 2 veces a la semana y corro a las 5 a. m. un par de veces. Me cuido con las comidas, no consumo alimentos chatarra.

¿Quién es el mejor jugador del mundo para usted?

Messi y Cristiano Ronaldo. Marcan la diferencia.

De Saprissa, ¿qué jugadores le llaman la atención?

A mí me gustaba como jugaban el “Paté” Centeno y Alonso Solís. Actualmente creo que Escoe va muy bien y cuando Joel Cambpell estaba, también. Respeto mucho la entrega que siempre da Douglas Sequeira.

Sueño: Ser entrenador, por eso estudia para obtener su licencia A, en abril del 2014. No pudo lograr su anhelo de asistir a un Mundial, pues lo sacaron de la lista tres meses antes de que los ticos fueran a Italia 90.

Bueno para: Cocinar. Su mamá lo enseñó a preparar sopa de mondongo y rice and beans.

Creía: Cuando jugaba siempre usó el pantalón de baño al revés, por aquello de que alguien quisiera hacerle un daño.

Importante: Anda consigo una estampita del Salmo 23. Siempre lo lee antes de dormir y salir de su casa.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad