Publicidad

¿Es sencillo o no estar casada con un jugador?

Esposas de futbolistas: todo un reto

Son las fanáticas que no fallan: están tanto en encuentros decisivos e importantes, como en partidos de simple trámite. Alentando en los triunfos y apoyando en cada caída. Soportan los insultos a sus parejas y hasta a más de una aficionada que se quiera sobrepasar con ellos. Se trata de las esposas de los futbolistas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

"Una vez estábamos viendo un partido, y una joven como de 25 años le gritó a mi esposo: él es mi amor, lo espero después de los partidos", Elena Hidalgo.

Son las fanáticas que no fallan: están tanto en encuentros decisivos e importantes, como en partidos de simple trámite. Alentando en los triunfos y apoyando en cada caída. Soportan los insultos a sus parejas y hasta a más de una aficionada que se quiera sobrepasar con ellos. Se trata de las esposas de los futbolistas.

Al Día conversó con algunas de estas señoras para conocer qué tan difícil puede ser estar unida en matrimonio con un futbolista.

Y quien crea que es de facilidades pues se equivoca. Ellas saben que muchas veces no pueden hacer "caritas" si alguna admiradora hermosa pretende una fotografía con el marido.

"Dicen que soy muy celosa", reconoció Guisell Obando, esposa del jugador cartaginés Paolo Jiménez. De acuerdo con la brumosa, al inicio no le agradaba demasiado la idea de que su esposo tuviese admiradoras.

Sin embargo, eso fue porque se casaron muy jóvenes y ahora que han madurado, saben sobrellevar esa situación.

"Lo que pasa es que hay gente que se equivoca y cree que los futbolistas tienen mucha plata. Sí es normal tener admiradoras, nos casamos muy jóvenes (con 21 años) entonces al principio yo me enojaba, ahora somos más maduros y una se acostumbra a ese ritmo de vida", aseguró Guisell.

A pesar de esto, ella reconoció que en algunas ocasiones se llevan sustos. Por ejemplo el que le ocurrió con las redes sociales.

"Una vez una sobrina me dijo: "tía métase en Facebook, que sale con una muchacha"; pero me fijé y es gente que se toma las fotos y las pone de perfil", comentó.

Otra anécdota peculiar nos la contó "Kuka" - Elena Hidalgo - la esposa del capitán herediano Pablo Salazar. "Una vez en un lugar donde estaba conviviendo con una gente, mientras veía un partido él anotó. A mí nunca me ha gustado presentarme como la esposa de Pablo Salazar, creo que no necesito la etiqueta, yo estaba callada y me pasó una situación incómoda: una joven como de 25 años empezó a gritar -"Ay es que él es mi amor, yo lo espero después de los partidos"; sinceramente me dio pena ajena".

De acuerdo con Elena, casarse con un futbolista no es nada fácil y más si la pareja se encuentra terminando estudios universitarios como es su caso. Ella lleva la tesis para obtener el grado de Licenciatura en Derecho, mientras que a Pablo que le faltan cuatrimestres.

Otra que no negó que algunas veces se dan situaciones incómodas con admiradoras fue Gabriela Soto, la esposa del arquero de la Liga, Patrick Pemberton.

"En ese aspecto (el de las admiradoras), yo soy muy tranquila, aunque a veces sí se dan situaciones raras e incómodas. Lo que pasa es que yo soy muy segura de mí misma", afirmó la alajuelense.

Fabiola Herra, pareja desde hace seis años del defensa morado Gabriel Badilla, comprende este tipo de situaciones.

"En Costa Rica es bien sabido que todo futbolista, sea atractivo o no, tiene admiradoras. Lo más importante es la confianza que exista en la pareja y a mí Gabriel siempre me ha dado mi lugar, tenemos una muy bonita relación. Además, hacemos trabajos en los que conocemos a muchísimas personas, así que ese tema lo entendemos muy bien", aseguró.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad