Publicidad

Fuera de la cancha

Francisco Calvo: ‘Todavía no he acabado’

Tatuarse se ha convertido en afición para Francisco Calvo, quien hoy tiene 14.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Catorce son las imágenes que acorazan la piel del lateral florense Francisco Calvo, quien desde los 18 años llevó a la práctica su afición por los tatuajes.

Amores legítimos, religión y hasta alguna expresión de motivación fueron resaltadas con tinta con el pasar del tiempo.

“Siempre me gustaron, pero no tenía los medios para hacerlos”, recuerda el herediano.

El primero que marcó su cuerpo fueron las palabras “paz y coraje” en japonés, y se lo hizo en el pie, pero fue el segundo el que le mostró a su mamá.

“Me escribí su nombre. Ese día me dijo que no sabía si estar feliz o enojarse”, dijo el futbolista.

Desde entonces ha tenido que desembolsar entre ¢40.000 y ¢150.000 por cada imagen.

¿El que más le ha dolido? El que dibujaron en su pecho. Eso sí, la mayoría han salido en una sola sesión. Incluso, en plena época de campeonato se ha marcado, pese a que en ocasiones le genera alguna molestia en su piel por un golpe. Aunque se los pone por gusto personal, entre risas confiesa que si le han dicho que se ve sexy. “Hay que sacar un poquito más de brazo para que se vean mejor”.

Antes de que muera el torneo actual piensa comenzar a tatuarse la “manga” derecha.

El área de las costillas las reservará para cuando tenga hijos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad