Publicidad

Atleta nacional

Navidad es amor

Para Gabriela Traña su familia es el verdadero significado de la época decembrina.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Una coqueta muñequita con sombrero cuya gracia era llorar sin darle tregua al oído, es uno de los recuerdos más vívidos que atesora Gabriela Traña de la Navidad.

Tenía sólo cinco años cuando su padre se la regaló, pero la emoción al relatarlo es tan cercana como la que sintió cuando la acurrucó entre sus bracitos.

“Me encantan los regalos, no recuerdo recibir algo que no me gustara. Somos una familia numerosa y nos acostumbraron a que si se podía había un cariñito. Pero siempre una gran cena, música y sobretodo afecto”, compartió la reconocida atleta.

La Navidad acrecenta en ella la sonrisa. Será porque está íntimamente ligada a su familia, a la cual ama profundamente.

Para Gaby diciembre es verde y rojo. Esos son los colores que flotan en el aire en su hogar, donde siempre hay sitio para el pasito.

Pero el último mes del calendario no es solo luces y tamales: reflexionar y agradecerle a Dios es lo que cuenta, aseveró la alajuelense, quien prefiere dar que recibir.

Con ilusión, asegura, cuenta los días para Noche Buena. Ir a la iglesia es una de las actividades obligatorias, a las que asiste, por cierto, estrenando una “mudadita”.

En su menú no están ni el “Gordo” ni Zapote, pero trata de no perderse la historia de “Los Fantasmas de Scrooge” en la “tele”.

Y aseguró que el broche de oro a un año afable lo hará entre los suyos: con karaoke, las 12 uvas, dando gracias y por qué no, hasta dejando caer sobre el vestido una lágrima de emoción.

“Yo no soy de pedir nada. Pero si pudiera escoger un obsequio, me gustaría que me lo trajera un Santa parecido a Dwayne Johnson”.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad