Publicidad

Fuera de la cancha

Sharolyn Scott combina su faceta de deportista con la de madre

La atleta Sharolyn Scott combina su faceta deportiva con su rol de madre desde hace nueve años.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

“Ser mamá es el mayor regalo que Dios me ha dado en la vida”.

Para la atleta nacional Sharolyn Scott, su hija Trishelle de nueve años, es lo más importante.

La velocista comentó que combinar el rol de madre con el de deportista élite no es simple, por lo que el secreto para no descuidar a su tesoro es definir horarios para cada una de sus facetas.

“Me levanto a las 5 a. m. para salir a entrenar. Luego voy a dejar a mi bebé a la escuela y en la tarde me la van a dejar al trabajo. Lo que son las noches si las pasamos juntas y aprovechamos el tiempo al máximo”, expresó Sharolyn.

Scott afirmó que todo su tiempo libre se lo dedica a la Trishelle.

Los hijos crecen muy rápido y la deportista no quiere perderse esta etapa en la vida de su más amado tesoro.

“Compartir con ella es mi mayor felicidad. Me encanta complacerla y llevarla donde quiera. Sus lugares favoritos son la playa y las piscinas, siempre le gusta que nos tomemos fotos para guardar esos momentos importantes”, aseguró con ilusión esta madre amante del deporte.

Trishelle heredó de su progenitora el gusto por el deporte.

El atletismo le agrada, pero lo que más le apasiona es el voleibol, por eso es que Sharolyn la tiene en una escuela donde le enseñan las técnicas de esta disciplina.

“El deporte es fundamental en la formación de mi pequeña, le da disciplina”, aseguró Sharolyn.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad