Publicidad

Fuera de la cancha

Gabriel Badilla: “La afición morada es diferente a las demás”

Gabriel Badilla se prepara emocionado para el homenaje que recibirá en el Estadio Nacional.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Es tanta la emoción que la sonrisa le brota con facilidad a Gabriel Badilla al mencionar, algo ruborizado, que él es el dedicado del partido de este sábado a las 8 p. m. entre Fulham y Saprissa. Un momento único y especial que el capitán compartirá con sus princesas.

¿Cómo se siente con la dedicatoria del partido entre Saprissa y el Fulham de este sábado?

Yo no sabía, hace poco me dijeron. Me emocionó mucho, uno nunca piensa recibir algo así, no lo esperaba. Tengo que estar a las 7 p. m. en el Estadio Nacional y lo que deseo es entrar con mis hijas.

¿Cómo ve el encuentro?

El Fulham es un buen equipo y nosotros estamos acostumbrados a jugar con escuadras de alto nivel. Ojalá que el público lo disfrute, creo que ese es el momento para demostrar que nuestra afición es distinta a las demás.

¿Cómo sigue su corazón?

El lunes el cardiólogo me dijo que voy muy bien, me dio ciertos permisos como manejar, pero siento que aún no tengo la fuerza como para hacerlo con tranquilidad. No debo alzar artículos pesados ni hacer ejercicio, sigo con la terapia física y la otra semana, si Dios quiere, empezaría a trotar.

¿Cómo ha sido el proceso de normalizar su rutina de vida?

Mi corazón empezó casi de cero y tiene que irse recuperando, por eso es que de vez en cuando se me baja la presión de un momento a otro. Me canso más rápido, caminar o subir gradas me agita, pero si puedo pasar rato sentado hablando o viendo una película.

¿Quién lo está cuidando?

Mis papás y mis hermanos han estado muy pendientes y Vivian (Campos) está en todo momento conmigo. Desde que salí del hospital, ella es la que me cuida (la pareja le confirmó a Al Día su relación el 7 de julio).

¿Y la alimentación?

Me recomendaron consumir más proteínas, carnes, ensalada y frutas. Las harinas me las restringieron. Las gaseosas no me apetecen, pero sí he estado comiendo más postrecitos (jajaja).

¿Qué pensaba de la muerte antes del diagnóstico y ahora?

La veía lejana, cuando observaba la noticia de algún deportista que moría decía “ojalá a mí no me pase”. Uno no quiere creer que le podría suceder, por eso no lo habla. Ahora es distinto, el temor no se ausentó completamente, pero se transformó gracias a la oportunidad que Dios me da.

Estudioso: Actualmente Gabriel pasa el tiempo haciendo diligencias, viendo televisión y hasta se matriculó para presentar los exámenes de bachillerato. Entre risas confiesa estar algo “oxidado” para el estudio, pero le pondrá muchas ganas porque quiere sacar la carrera de Educación Física y la licencia de entrenador.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad