Publicidad

Fuera de la cancha

Gabriel Batistuta y su vida lejos del futbol

El exdelantero se retiró en el 2005 y, a partir de ese momento, vivió un completo martirio, debido al dolor que le produjeron las viejas lesiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

“No podía más, vivía malhumorado. No puedo contar el dolor, es imposible describirlo a la gente”

Redacción

Gabriel Batistuta tenía solo un día de haberse retirado del futbol, cuando sus viejas lesiones empezaron a cobrar venganza.

El exjugador, quien es el máximo goleador de la selección argentina en mundiales, comentó en una entrevista con el canal deportivo TyC Sports que, desde el 2005, su vida se convirtió en un martirio: no podía caminar por el dolor que tenía en los tobillos.

“Me oriné en la cama, teniendo el baño a tres metros, porque no me quería levantar. Era la madrugada de cualquier día y pensaba lo que me iba a doler el tobillo si me paraba”, confesó Batistuta, quien se ofreció para dirigir la Selección Nacional.

Era tanta su desesperación que el exfutbolista de los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors visitó al especialista en traumatología y ortopedia Roberto Avanzi para pedirle que le ‘cortara’ las piernas.

“Cuando le dije eso, me miró y me contestó que estaba loco. Yo insistía, no podía más, vivía malhumorado. No puedo contar el dolor, es imposible describirlo a la gente (…) Yo le pedí eso para que luego me colocara unas prótesis como las de Oscar Pistorius (atleta sudafricano que sufrió una doble amputación y tiene varias marcas mundiales)”, detalló Batistuta al canal.

Avanzi lo convenció de hacerse una fijación de tobillo por medio de tornillos. “Me pidió que eligiera en qué pierna hacerlo, porque en las dos no se podía. Fue la derecha, me daba lo mismo. Mi problema es que no tengo cartílagos ni tendones. Mis 86 kilos están apoyados sobre los huesos. Y el choque de hueso contra hueso genera dolor”, contó.

Tras someterse a la cirugía, la situación del exjugador mejoró, al punto de que, según dijo, puede caminar sin problemas y jugar golf. “Estoy mucho mejor con respecto hace tres años”, concluyó.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad