Publicidad

Surfista

Amo de las olas y la cocina

Gilbert Brown no solo es bueno para surfear, sino que se autoproclama un excelente chef.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El campeón defensor del surf y precisamente el vencedor de la segunda fecha del Circuito Nacional, Gilbert Brown, no solo domina las olas, también el arte culinario.

Brown se metió en la cocina desde muy temprana edad. A los 7 años fue su madre, María Magdalena López, quien le enseñó.

“Como mi papá era pescador yo solía llevarle a mi mamá “parguitos” para que cocinara. Entonces ella cansada un día me presentó la cocina: me dijo cuál sartén usar y que una vez que estuviera caliente el aceite, con mucho cuidado, pusiera el pescado”, recordó.

De ahí probó con el huevo y otros platos sencillos. A los 12 años aprendió a hacer arroz y ahí dio el salto al “rice and beans”.

Ahora a sus 30 asegura que lo mejor que le queda es el rondón.

Del buen sabor de la cuchara del caribeño pueden dar testimonio otros tablistas.

“Yo he cocinado para Luis Vindas y Jair Pérez siempre los tengo “a cachete”. Ya es como una tradición que les prepare comida caribeña. Cuando voy a Jacó raspan la olla con el rondón que les hago”, presumió.

El surfista, oriundo de Puerto Viejo, no es para nada egoísta con este otro talento. Por esto le enseñó a cocinar a su novia, Rebeca Sequeira. Y aunque dice que “tiene buena mano”, aseguró que a él le quedan mejor los alimentos.

Puso restaurante

La destreza del limonense en la cocina lo hizo probar los negocios culinarios.

En el 2010 abrió “Caribe”, un restaurante en Jacó, pero lo cerró al año de operar.

“Me dejó una mala experiencia. Poner un negocio en Costa Rica conlleva mucho trámite. No puedo decir que no volvería a intentarlo, pero sí lo pensaría mucho, empezaría con un negocio pequeño”, aseguró.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad