Publicidad

Fuera de la cancha

Jeaustin Campos: ‘A Saprissa le falta un matador”

Para el técnico Jeaustin Campos hoy la vida es más serena y cercana a sus tres amores.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

“Para mí la religión es la vía para acercarse a Dios, pero no te exonera de la entrevista final con el jefe”

Dos años han pasado desde que en su equipaje empacó los anhelos y el porvenir de su familia. Una nueva vida aguardaba a Jeaustin Campos, quien una vez más y sin temor al reto se puso los tacos para enfrentar el marco rival, aunque este estuviera en Puerto Rico. Una aventura como director técnico de selecciones de futbol comenzó para él, brindándole alegrías insospechadas y por qué no, hasta un nuevo capítulo de vida.

Extraña el sirope

¿Qué ha sido lo más difícil de asentarse en otro país?

La familia que queda lejos, además de que hay que cambiar la forma de vivir el día a día.

¿Y lo mejor de Puerto Rico?

La tranquilidad desde el punto de vista social. La sensación de pasar inadvertidos es muy bonita, además tenemos mucho tiempo para disfrutarnos como familia.

¿Siguen comiendo a lo tico?

Sí. Traemos café, salsas, sirope, pulpas de frutas como cas y guanábana que aquí no se encuentran. De aquí me gusta mucho el mofongo (un puré de plátano verde relleno con camarones).

¿Cómo es la vida en la isla?

Es muy similar, más tranquila, no hay tanta violencia en las calles, ni robos, aunque siempre hay. Gracias a Dios tenemos todo cerca de la casa, escuelas, campos de entrenamientos y el “Super”.

¿Ya se contagió de la fiebre por la música tropical?

Aquí lo fuerte es el reggaetón, la salsa y la bachata dominicana. Aunque eso del baile no es lo mío, sí escucho salsa y bachata.

¿Ha mejorado su inglés?

Lo que sí he adquirido es el inglés técnico, el que se refiere al futbol, como dar instrucciones o la charla técnica. Eso me pasa con la selección mayor, que es donde más naturalizados tienen.

Café con Mandela

A los 42 años recién cumplidos, ¿cómo define a Jeaustin hoy?

Más maduro obviamente, los años no pasan en vano. Aunque mantengo mi pasión y mi carácter, sigo siendo perfeccionista, pero más tolerante. Escucho e intento analizar más las cosas.

Se dice que los 40 es la edad donde los hombres se ponen coquetos. ¿Qué piensa?

No creo ser coqueto. Pero siempre cuido mi apariencia, me gusta verme bien, es uno de los aspectos que te hace sentir seguro y confiado. No soy de los que quiere a toda costa lucir más joven.

¿De qué disfruta hoy usted, qué antes no hacía?

Ponerle atención a mi familia. Estoy más en casa, salimos a comer, vamos a las actividades de nuestros hijos; definitivamente era algo que deseaba desde hace años

¿La lejanía de su país lo ha aficionado a las redes sociales?

Sí. Estoy pendiente de todo lo que pasa en Costa Rica.

¿Aficionado a la lectura?

Honestamente poco, aunque de futbol he leído de Jorge Valdano, Mourinho y Guardiola. También sobre liderazgo y leí “El Secreto” y “El Poder de la Atracción”.

¿A qué personalidades le gustaría conocer?

Me gustaría conocer al Papa Francisco, tener una conversación con Guardiola, Bielsa o tomar un café con Mandela y otro con Daniel Ortega, solo para ver si mis sospechas son ciertas.

¿Sueño pendiente?

Ver a mis hijos realizados. Profesionalmente he cumplido bastantes gracias a Dios, me faltan muchos, pero esos los guardo para que se hagan realidad.

Si no hubiera sido futbolista, ¿qué le habría gustado ser?

Difícil, imagino que algo ligado al futbol, como periodista deportivo por ejemplo.

¿Le gustaría estudiar?

Sí. Terminar Periodismo, lo empecé, pero lo tuve que dejar por razones laborales.

¿Es supersticioso?

Lo suficiente para entretenerme, pero no para dejar que me domine. Como anécdota recuerdo que cuando jugaba usaba la misma ropa interior en los juegos, obviamente la lavaba (jajaja).

Además de jugar y entrenar, ¿qué le sale bien?

Cocinar asados, al menos a los que he vuelto a invitar vienen.

¿Cómo ha visto a la Sele?

Defensivamente muy bien. Pero en ofensiva le falta más movimientos predeterminados. Más trabajo y coordinación para que el ataque y los jugadores sean más eficientes y eficaces.

¿Y a Saprissa?

Se va consolidando. Aunque le falta un “matador”, un goleador de peso porque van a crear muchas opciones, pero su juventud en ofensiva puede pesar en comparación a sus rivales directos. Esperemos que se les haga, son varios años de ayuno para una afición acostumbrada a títulos.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad