Publicidad

Fuera de Juego

Joel Campbell: la estrella del carnaval desamparadeño

Desamparados se tiró ayer a la calle para compartir con el delantero Joel Campbell, quien fue el dedicado del colorido carnaval.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

De un lado de la calle coreaban su apellido y del otro la gente pasaba por debajo de las cuerdas para saludarlo. Así fue recibido en su tierra natal Joel Campbell, quien ayer encabezó el colorido carnaval desamparadeño.

Para el seleccionado fue un momento emotivo, pues jamás se imaginó que algún día sería el dedicado del desfile.

“Me da un poco de pena, pero estoy muy contento”, confesó con su acostumbrada sencillez.

Sus brazos parecían pocos para cumplir con el deseo de tantos padres, quienes ponían de dos en dos a sus retoños en ellos para luego capturar el momento con su celular. Ese cariño hacía sonreír a su madre, doña Roxana Samuels, quien junto al papá, los hermanos y la novia de Joel, iban en un auto adelante de él.

“Es una bendición y un orgullo para nosotros como familia, ver el reconocimiento que su gente le hace a Joel por su esfuerzo”, mencionó la progenitora.

Dieciocho años vivió el jugador del Olympiacos FC en San Rafael Abajo, por eso fueron muchos los rostros conocidos que vio en su recorrido. La alegría y la sorpresa al saberse tan querido le pusieron una sonrisa a Joel que ni el sol tan ardiente logró aplacar.

Más de una muchachona aprovechó para tirarle besos y uno que otro piropo al joven, quien amablemente agradecía los gestos.

Otras, como doña Herminia Fernández, fueron más afortunadas y le estamparon un beso en la mejilla. Ella a sus 84 años logró lo que muchas envidiaron, abrazar el chico a quien calificó de guapo y excelente jugador. La desamparadeña no se pierde los juegos de la “sele” y quería conocerlo.

Por momentos parecía que Joel no terminaría su recorrido. La meta era llegar a la Villa Olímpica donde se le entregaría un trofeo cuya forma emulaba su típica señal: el pulgar arriba. Sin embargo, los organizadores entendían la euforia de los asistentes al ver al niño de su barrio convertido en una estrella del futbol nacional.

Y solo ansiaban, al igual que su familia, que él se convierta en un ejemplo más para otros pequeños que sueñan con el éxito.

De viaje Hoy Joel y su novia vuelven a Grecia. Despedirán el año con amigos. La costumbre que pondrán en práctica es comerse las 12 uvas. El gran sueño del jugador para el 2014 es ir al Mundial, aseguró.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad