Publicidad

Fuera de Juego

El herediano Keylor Soto cerró la fábrica de bebés

Disfrutar de su familia, escuchar reggae y ver televisión, son los momentos que más disfruta el mediocampista Keylor Soto, jugador del cuadro Herediano.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Disfrutar de una buena película, escuchar música o simplemente pasar una tarde entre barbies y carritos es lo que hace de Keylor Soto un hombre felizmente cotidiano. La presión por el marcador se queda en la cancha junto al campeón al nacional, porque fuera de esta, le saca el jugo a uno de los pocos privilegios del futbolista, el exceso de tiempo libre.

“Soy más de estar en casa. Me gusta atender a mis hijos mientras llega mi esposa Alejandra. También compartimos tiempo juntos”, afirmó el herediano, quien dijo ser fanático de Juan Luis Guerra, con el que, espera bailar en su próxima visita a nuestro país.

El defensor siempre quiso ser papá y cada uno de sus hijos ha sido una alegría. Valerie, Matías y el mayor, Juan Pablo de 10 años, de una relación anterior, lo han hecho más responsable. Eso sí, con ellos cerró la fábrica.

“Soy un papá consentidor. Siempre soñé con darles lo mejor que la situación permita y lo que deseo es hacerlos buenas personas”, explicó el futbolista.

Keylor también reveló una de sus aficiones más personales, es un fiebre del ejercicio. Visita tres veces por semana el gimnasio para hacer rutinas de “cardio” y otras que le ayudan a aumentar a fuerza.

Según contó, debe aumentar entre 2 y 3 kilos de masa muscular. Además, sale a practicar atletismo junto a su esposa y espera en algún momento inscribirse en una competencia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad