Publicidad

Fuera de la cancha

Mario McGregor quiere narrar la final de futbol

Sus ganas de vivir son tan grandes y poderosas como lo es su inconfundible voz ante el micrófono. No en vano la “Doble M más grande del país”, se irguió como un roble y ni el infarto que lo llevó este martes a las 5:06 de la tarde al hospital Calderón Guardia, lo doblegó.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Sus ganas de vivir son tan grandes y poderosas como lo es su inconfundible voz ante el micrófono. No en vano la “Doble M más grande del país”, se irguió como un roble y ni el infarto que lo llevó este martes a las 5:06 de la tarde al hospital Calderón Guardia, lo doblegó.

Ayer mismo le solicitó a su jefe, Yashin Quesada, que desea narrar la final del futbol nacional este sábado.

“Apenas me vio eso fue lo primero que me dijo. Lo noté bastante animado, aunque adormecido por el medicamento”, nos contó el director de Deportivas Columbia, quien estuvo atento a la salud del narrador.

La mayoría de sus 7 hijos acudieron al centro médico. Con el mayor, Mario, pudimos conversar pero prefirió no emitir comentarios, solo dijo que días atrás vio a su papá bien.

Según detalló el hospital, Mario McGregor ingresó con un fuerte dolor en el pecho y la boca del estómago.

Tras ser sometido a un cateterismo cardiaco y la colocación de 2 stent (resortes que se ponen en las arterias para abrirlas), todavía queda pendiente realizarle un ultrasonido para descartar la patología abdominal de vesícula y páncreas.

Su compañero Cristian Sandoval compartió con la “Doble M” el domingo en el primer juego de la final y lo vio muy motivado, afirmó.

La alegría de McGregor se debía a que tenía dos semanas de haber vuelto tras un mes fuera, pues una dolencia en sus cuerdas vocales lo alejó del trabajo que realiza desde hace 34 años.

Ni Quesada ni Sandoval vieron al narrador de 56 años entre lunes y martes.

La noticia también tomó por sorpresa al medio del futbol, así se lo dijo a Al Día el exmundialista Róger Flores, quien compartió con el experto hace tan sólo 10 días.

“Nos vimos en el estadio y me dijo que estaba muy bien, hablamos bastante”, contó el jugador, quien tiene buenos recuerdos de sus andanzas, pues son contemporáneos.

Leonel Jiménez de Sensación Deportiva manifestó su deseo de escuchar de nuevo a su colega al aire. “Él hace mucha falta, es el mejor narrador del país y lo extrañamos en Columbia”, dijo.

Este sería el tercer infarto que sufre Mario, pues en una entrevista publicada por Al Día en junio del 2012, él afirmó haber vivido dos, el del 99 fue casi fulminante, aseguró.

“Ojalá Dios lo sane, fuerza a la familia. Espero que se recupere pronto”

Christian Bolaños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad