Publicidad

Fuera de la cancha

Orlando de León dejó de ser noviero hace 37 años

Durante 37 años, Orlando de León y María Cecilia Campos han forjado un matrimonio sólido, leal y muy feliz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Aquel era un partido de rutina donde Heredia y San Ramón medirían fuerzas, un encuentro más al que María Cecilia Campos acudía en compañía de su familia, porque su tío Jorge Martínez era el presidente florense. Pero, ese día algo llamó su atención, el gallardo entrenador rival, un uruguayo llamado Orlando de León.

Una frase escapó de sus labios, “con ese hombre sí me casaría yo”. Un decreto divino que se cumplió y el cual cumplió hace un mes 37 años de haberse hecho realidad, aseguran todavía enamorados sus protagonistas.

Todo se puede superar

Son muchos los momentos acumulados al cabo de casi cuatro décadas y aunque el futbol ha sido su vida, el experimentado técnico dice haberle dado el lugar merecido a su adorada esposa.

“El mayor peso del matrimonio lo ha llevado ella, uno lo que ha hecho es colaborarle. María es la que impuesto la fe y la seguridad en casa”, enfatizó Orlando.

Y es así, porque su esposa es una mujer tan segura de lo que quiere, que no la intimidaron ni siquiera tres damiselas que rondaban al técnico y que se hicieron presentes en la iglesia el día de su boda, recordó riendo María Cecilia, quien considera importante en el éxito conyugal, la comprensión.

Los momentos malos no es que han estado ausentes de su vida, tanto a nivel personal como profesional, sin embargo, todos han sido abatidos en conjunto.

“Estar en el futbol es difícil, pero Orlando siempre ha sido un papá muy bueno (3 hijos y 4 nietos)”, destaca del entrenador su esposa, quien es feliz con el marido que eligió. Ella asegura que ese deseo de algunas mujeres de tener al “hombre ideal” no existe.

Consejos de oro

Pese a lo dicho por María Cecilia, Orlando de León se califica con mayor dureza. “A veces soy medio tontón y me dejo atrapar demasiado por el futbol, olvido tener más detalles con mi esposa”.

Tras una vida juntos, Orlando y Cecilia ven con claridad lo que es hoy convivir en pareja, principalmente si se comparte con un futbolista. “Hay matrimonios que se casan por cosas materiales, cuando en realidad la fuerza del matrimonio es la lucha diaria y el compartir, no la fama”, sentenció el que fuera técnico de una decena de clubes en Latinoamérica.

A lo anterior, la reina del hogar agrega, “uno debe llenar la vida del marido, pero sin ahogarlo”.

Para ella es fundamental si se está casada con un deportista, aprender a lidiar con su estrés y hablarles incluso en el momento oportuno cuando pasan por una situación difícil.

Para ambos, estos 37 años de amor, cariño y familia están en su mejor momento.

La alegría de vivir y los sueños siguen vigentes, así como sus sobremesas y largas charlas solitos, las cuales alimentan ese sentido de pertenencia e interés del uno por el otro.

Orlando de León

“Mi mamá tuvo buen ojo, me dijo que María era con quien debía casarme”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad