Publicidad

Fuera de la cancha

Oscar Ramírez ansiaba tener libertad

Con los bríos renovados, Óscar Ramírez regresa al juego, su estrategia fue: ver tevé, hacer deporte y dedicarse a su familia.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Aunque, diseñar la mejor estrategia de su vida no fue sencillo, al final logró su cometido: el reencuentro consigo mismo, sus sueños y sus amores. Los años en el remolino del futbol lo tenían con tarjeta roja y él decidió autoexpulsarse.

Seis meses le tomó al arquitecto de trofeos Óscar Ramírez poner en orden su mente. Hoy, con el ánimo renovado, 6 kilos menos y una lección aprendida, el técnico alajuelense retoma un juego que planea dominar los 90 minutos.

La disciplina es la espina medular de su tarea y empieza con el ejemplo, por eso el conocido “Machillo” planea mantener su afición por el ciclismo.

“En estos meses estuve practicando y baje entre 5 y 6 kilos. La idea es seguir por lo menos una vez a la semana, esa es mi meta”, le confesó el “Profe” a Al Día.

Una labor que no es tan desconocida para el liguista, pues nos contó que en el “cole” era bueno para el atletismo y el voleibol.

Y ¿Para qué más es bueno? Entre risas y sin animarse a responder lo que pensaba, el jefe manudo solo soltó un ¡Uyuyuy! seguido de, “siempre fui muy pícaro, muy de resolver cosas y de estar pensando e ir un paso adelante de todo el mundo”. Lo que se nota sin duda en la primera división.

Según el alajuelense, durante estos meses se reencontró con actividades, que aunque sencillas, no destiñen en importancia para él. “Pude caminar y salir de paseo. Sentí esa libertad de poder realizarlas sin la limitante que a veces uno tiene por su profesión”, detalló con voz calma el DT.

Poder disfrutar cada momento del día sin pensar en la responsabilidad de un resultado, le pusieron la sonrisa en el rostro a Óscar, quien fuera de juego hace gala de su buen humor. Descansar la cabeza –como bien lo dice él–, fue su mejor pastilla antiestrés.

Y su familia se lo agradeció, por eso Óscar hoy ve como sagrados esos momentos junto a sus amores. “Este fue uno de los aspectos que más medité, a veces yo me tomaba a pecho todo y bloqueaba mis momentos con ellos por seguir con la responsabilidad del trabajo. Si tengo que hacer lo contrario, lo haría para disfrutarlos”, prometió con la misma seriedad que le vemos ante el rival.

Hasta la música extrañaba el “Machillo”, pues es un buen aficionado a ella. “Tenía tiempo de no poder ir a un baile, de no sentir la tranquilidad para trasnochar”, detalló el exjugador quien hasta se aficionó a la serie “CSI Miami”, la cual le gusta mucho por el proceso que siguen los investigadores y como se revelan con pequeños detalles los hechos del crimen.

“Yo me crié en el campo y así me gustaría terminar. Mi sueño es tener una finca con mis animalitos y espacio para una huerta donde pueda cultivar”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad